lunes, 3 de octubre de 2016

SHANA TOVA!!!!!!!!!!!!!!! Que D´s bendiga vuestras/ nuestras casas y vuestras/nuestras familias y la Paz llegue a todos los confines de la Tierra.





Feliz 5777 para todos!!!!!!!!!!

CONFRATERNIDAD ARGENTINA JUDEO CRISTIANA


Rosh Hashaná: Retornando a nuestro camino del bien

LIc. Daniel Levín

En el advenimiento de la celebración de los llamados “Iamim Noraim”, los Días de constricción y elevación espiritual, nos volvemos a encontrar con un tiempo de introspección, sinceramiento y espiritualidad.

Los “Iamim Noraim” los componen Rosh Hashaná (comienzo del año) así como Iom Kipur (Día del perdón/arrepentimiento). Hay diez días entre ambas fechas. En hebreo se denominan “Aseret Iemei Teshuvá”, los diez días de arrepentimiento.

La palabra central es “Teshuvá”, que significa “retorno” así como “respuesta”.
La Teshuvá es la posibilidad que todo ser humano tiene para hacer una introspección, un autobalance de sus actos (buenos, erróneos o por omisión) relanzándose a un camino más comprometido.

Siguiendo al Rambam –Maimónides- él nos enseña que hay por lo menos cuatro momentos dentro de la Teshuvá, y estos son:
  1. Reconocimiento del error
  2. Arrepentirnos sinceramente
  3. Hacernos cargo de los daños cometidos
  4. En una próxima situación no volver a cometer el mismo error.
 La cerebración de Rosh Hashaná contiene otros nombres:
“Iom Hazicarón”, el día de recuerdo de nuestros actos que nos lleva al concepto de “Jeshvón hanéfesh”, el balance del alma.
“Iom Truá”, el día del toque del Shofar, el cual nos convoca acercarnos y sensibilizarnos para estos días solemnes.
“Iom HaDín”, el día del Juicio, donde se lleva a cabo un examen de conciencia individual y colectivo. Suele decirse que el Creador revisa los actos de cada ser humano e invita a que puedan ser modificados y renovados para el bien.

Tanto en la Torá como luego en nuestro libro de plegarias (Majzor) figuran tres formas de denominar las transgresiones cometidas:
“Jet”, que se lo traduce como aquellos errores cometidos involuntariamente (Algunos lo traducen como “pecado”)
“Pesha”, que es la transgresión hecha con intención y conciencia, premeditada, planificada o con deseos de llevarla a cabo aunque nuestra razón diga que no.
“Avón”, la iniquidad, la maldad que tiende al daño de manera indiscriminada, sin tener presente las consecuencias futuras.

Desde la Guematria (estudio de las Fuentes a través de sus letras y números), la palabra Jet suma el número 18, al igual que la palabra “vida”, Jaim, por lo cual nos enseña que los errores que son involuntarios son parte de la vida de todo ser humano, y que uno debe tomar conciencia de ello para no cometerlos nuevamente.

Algunas frases para reflexionar en estos días
“De todas las transgresiones inferidas contra Ds serán perdonados en el Día del Perdón; (en cambio) los que fueron contra el prójimo no serán perdonados hasta que no lo consiente el prójimo” (Tratado de Iomá 8:9, Talmud Babilónico)

La Teshuvá empieza por uno mismo, sigue con el prójimo, luego con los que nos rodean, y por último, con Ds. El hombre no tiene quién decida por él, ni quién fije su destino; ya que todos sus actos están en sus manos, y conforme a sus actos, es juzgado. Rambam (Maimónides)

En definitiva, el concepto de teshuvá nos enseña que no estamos en una senda sin retorno. Tampoco implica cerrar el libro de nuestro pasado y dejarlo en el olvido.
Sino que nos invita enfrentar ese pasado y renovar nuestro compromiso sincero para com nuestra vida, la de nuestros semejantes y para com el Creador. Es imposible deshacer lo hecho y vivido, pero el arrepentimiento admite la posibilidad de cambiar su significado en el presente y en el futuro. (Elaboración a partir de la enseñanzas del Rab.Steinsatz). 

Como solemos desearnos en estos días: Shaná tová ugmar jatimá tová. Que tengamos todos juntos un buen comienzo de este año 5777 y que seamos inscriptos y rubricados en el Libro de la Vida.



No hay comentarios: