domingo, 23 de octubre de 2016

En Memoria de Sir Sigmund Sternberg

Numerosos obituarios publicados esta semana han descrito las muchas actividades en las que Sir Sigmund participó y las posiciones de liderazgo que mantuvo en la comunidad judía de Gran Bretaña y en todo el mundo. Sus contribuciones en el campo de las relaciones interreligiosas y la filantropía han sido merecidamente elogiadas.
Me gustaría compartir algunos recuerdos personales de los muchos contactos con "Sigi", como sus amigos lo llamaban.
Sigmund Sternberg nació en Budapest y escapó de la abominación de la Shoah, emigrando a Londres en 1939. Allí se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Pero alertado por las experiencias de sus años de juveniles en Hungría, comenzó a utilizar su fortuna para mejorar las relaciones entre Judíos y Cristianos. A fines de 1970 se involucró con el Consejo Internacional de Cristianos y Judíos, muy probablemente a través de sus buenas relaciones con su fiel colaboradora en el camino del diálogo  interreligioso, Ruth Weyl, ZL -de bendita memoria-, que estaba totalmente involucrada en el trabajo del ICCJ.
En 1979 Sigi fue nombrado  Presidente del Comité Ejecutivo del ICCJ y su beneficencia jugó un papel decisivo en dar estabilidad fiscal a la institución. Por otra parte, su papel de líder en el ICCJ  le ayudó en sus actividades diplomáticas y políticas en nombre de la comunidad judía.

Después de una importante reestructuración del ICCJ , en 1998, Sigi se convirtió en  “patron oficial del ICCJ”. 

En la Reunión Anual en 1998,  decidió admitir a las tres religiones monoteístas, creándose el Forum de las mismas, que tuvo su primer sede en  Londres.  

El visionario Sir Sigmund había insistido en abrir el horizonte de lo judeocristiano en  encuentros trilaterales y participó de manera significativa cuando el ICCJ decidió establecer su rama trilateral, el Foro Internacional Abrahámico. Estaba convencido  que las relaciones entre judíos y cristianos y las relaciones entre judíos y cristianos y musulmanes - merecen la misma relevancia hoy en día, en nuestra sociedad.
Durante la reunión en Londres del Comité Ejecutivo del ICCJ, a principios de la primavera de 2013, visitamos  a Sigi en su casa. Su amada  esposa, Hazel, que iba a fallecer al año siguiente, también estuvo presente. En esa oportunidad, la Presidente del ICCJ, Debbie Weissman , le entregó  en nombre de todos un regalo,  como muestra de nuestro agradecimiento por su compromiso de por vida con el diálogo interreligioso.


Pienso en Sigi  a menudo, cuando veo en mi estantería la biografía de Emma Klein, “El Caballero con muchos sombreros” . En la portada se lee: "Con gratitud por su amistad y apoyo." -. Sir Sigmund Sternberg .

Sea su nombre una bendición. Que la luz perpetua brille sobre él.

No hay comentarios: