martes, 29 de septiembre de 2015

Francisco y Francisco, según Chesterton

O en otras palabras, que un árbol no impida ver todo el bosque

La visita del Papa Francisco a Cuba y USA ha sido cubierta por todos los medios en forma tan amplia y profusa, que nos pareció interesante transcribir en nuestro blog, lo publicado en “Caminos Religiosos, información para el Diálogo”, en el día de fecha, 29 de septiembre de 2015 .-

Por MATTHEW BECKLO 

San Francisco, como escribió G.K Chesterton, puede entenderse desde tres perspectivas distintas. La primera es como un hombre que anticipa todo lo que hay de generoso y compasivo en el espíritu moderno: el amor por la naturaleza, el amor por los animales, el sentido de compasión, el sentido del peligro de la prosperidad económica y los bienes materiales.
El segundo es como hombre de estigmas y calaveras. Un asceta que incidía en el valor, la moral y la liturgia, tan austera como la figura de santo Domingo.
La tercera es una combinación de ambas.
Chesterton decía que para entender realmente lo que significaba la figura de san francisco -y no lo que queremos que sea- necesitamos considerar tanto su alegría como su austeridad. Necesitamos ver al hombre de Las Florecillas de San Francisco, cuyo activismo radical era inseparable de su fe.
Francisco observaba al mundo con un amor inmenso, pero también se negaba a sí mismo placeres básicos. Como muchos grandes santos, su pasión por la creación se alimentaba de los sacramentos. Su Cántico al sol nos habla de la “madre tierra” y del “hermano viento”, pero también de la “hermana muerte del cuerpo” y del “pecado mortal” (“¡Ay de los que mueren en pecado!”).
Algunos reducen la compasión de san Francisco a excentricidad personal. Les gustaría destacar esto sin dejar espacio para nada más. Pero Francisco era el que era. No un religioso estoico o un seglar hippie, sino alguien enamorado locamente de Cristo.
El análisis de Chesterton no está lejos cuando pensamos en Papa Francisco, el primer papa en tomar su nombre. Los americanos somos gente pragmática, nos gusta separar las cosas en dos y poner cada una en su sitio, especialmente en política, por tanto no es raro que hagamos lo mismo con Francisco.
Los políticos liberales lo consideran una “bocanada de aire fresco” en una Iglesia retrógrada, un papa progresista que (a pesar de algunas posturas inevitables de “extrema derecha”) se preocupa del medio ambiente, nos previene del capitalismo feroz y declara: “¿Quién soy yo para juzgar?”.
Mientras tanto los políticos conservadores alaban el liderazgo de Francisco en temas como la familia, la sencillez, la dignidad humana, pero consideran sus inclinaciones “izquierdistas” como falibles en el mejor de los casos. Peligrosas en el peor de ellos.
Una de las grandes ironías de la era digital es que crea salas insonorizadas al mismo tiempo que información objetiva. En América estas dos facetas de Francisco resuenan infinitamente en ellas. Vemos a un Francisco al que no se le deja decir mucho, vacío de su alma religiosa, o a Francisco al que se le permite hacer poco, aislado en sus palabras.
Cada una de los dos ofrece una imagen parcial de su misión, pero no el cuadro entero: cada una de ellas “corta un trozo de madera y lo llama bosque”.
Yendo más allá de los titulares, las entrevistas y las encíclicas, nos hallamos ante un hombre que, como los santos y como Jesús mismo, no se preocupa mucho de las vacas sagradas de la política. Incluso llamarlo “el último forastero de Washington” es equivocado, porque lo coloca en el horizonte de nuestra vida política. Peter Leithart no se equivoca cuando dice que Franciscono solo trasciende nuestra política, sino que actúa en un universo intelectual y moral diferente”, el de la Iglesia.
Lo que esconde una visión superficial del Papa Francisco es que él, en realidad, “piensa con la Iglesia“. En sentido literal, esto significa continuar en la línea de sus predecesores. Probablemente, lo que los medios de comunicación no ven cuando cubren a Francisco es que sustancialmente dice lo mismo que Benedicto XVI y que san Juan Pablo II.
En sus entrevistas, Francisco ha destacado que pensar con la Iglesia significa pensar con los fieles, no con los teólogos. Con afirmaciones así, se entiende que al Papa Francisco se le llame el “Papa de la gente”. Huele a oveja más que ningún pastor de la época reciente.
Pero pensar con la Iglesia también significa aprender a ver a través de las falsas contradicciones del mundo.Superficialmente, la Laudato Si nos trae temas muy amplios, justicia para los pobres, la abolición del aborto, la lucha contra el cambio climático, la sospecha del paradigma tecnocrático.
Su primer discurso pronunciado en la Casa Blanca no fue distinto.Expresó su apoyo tanto a la institución del matrimonio como a la difícil situación de los inmigrantes. Esta facilidad para moverse en los polos opuestos impregna la Iglesia, que elogia la fe y la razón, la justicia y la misericordia, el amor y la verdad sin dejarse llevar por ninguna ideología.
“La Iglesia no solo parece aceptar cosas aparentemente incompatibles -escribió Chesterton- sino que también permite estallar con una violencia artística y casi anárquica”.
Podría parecer que esto mantiene estas tensiones entre discursos opuestos, pero paradójicamente conduce a la unidad.
Con la alegría del Evangelio y como criatura de Dios, san Francisco se enamoró de lo despreciable para convertirse en un medio de paz y libertad. Murió a sí mismo como un grano de trigo, porque solo así podía dar fruto. Este es el mensaje. Ya era polémico en su época, lo es ahora y lo será siempre. Y lo que el Papa Francisco está haciendo en América es simplemente una cosa: seguir esas huellas e invitarnos. “Venid y lo veréis”. 


Matthew Becklo es esposo y padre, un filósofo amateur y columnista de cultura en Aleteia y Word on Fire. Sus escritos están First Things, The Dish, and Real Clear Religion.

lunes, 28 de septiembre de 2015

SUCOT



Ayer, domingo  27, nuestros hermanos mayores comenzaron a celebrar La Fiesta de las Cabañas.

Para todos,  el mensaje del Rabino Sergio Bergman en esta ocasión,

"Esta noche con la luna llena, comenzamos a celebrar la festividad de las cabañas "Sucot"
Agradecemos en esta fiesta tener un techo, un trabajo con el que podamos sembrar y cosechar nuestro sustento y una mesa de dones y bendiciones, con la esperanza de hacer justicia social para que en equidad nadie en este mundo quede excluido de vivir con menos de lo digno, coexistiendo todos como hermanos en la Suca de La Paz!
Jag Sameaj!
Tengamos todos la alegría de estas fiestas y la esperanza de convivir en un mundo con Shalom, Salam en Paz!"


Condolencias de todos los que formamos parte del ICCJ





Como miembros permanentes del ICCJ,  Confraternidad Argentina Judeo Cristiana -CAJC-, hace suyas las condolencias recibidas desde Alemania 


“Queridos amigos,

El foro internacional Abrahámico, compuesto por Musulmanes, Cristianos y Judíos de diferentes países, bajo el auspicio del ICCJ, - International Council of Christians and Jews-, expresa su profunda tristeza por la reciente tragedia en La Meca, en el que al menos 769 peregrinos encontraron su muerte en un accidente que podría tener haberse evitado.

Ofrecemos nuestras condolencias a las muchas familias de las víctimas en todo el mundo.

Para nosotros, personas religiosas, el respeto por la vida humana es uno de nuestros importantes valores comunes. A todos los involucrados, tanto como a las autoridades y participantes, rogamos tener mucho más cuidado,  para prevenir futuras recurrencias de una situación tan lamentable.

Rabino Ehud Bandel, Dr. Mustafa Baig y  coordinadora de Proyectos,  Francesca Frazer”

lunes, 21 de septiembre de 2015

Reflexión de IOM KIPUR




Gracias, Rabina Graciela Grymberg

Compartiendo una historia

Cuenta la historia que había un judío piadoso que, todos los años, para Iom Kipur, hacía su vidui (confesión) y se debatía preguntándose por qué no había sido capaz de comportarse lo suficientemente bien durante el año.

Finalmente, decidido a mejorar definitivamente, encaró un ambicioso proyecto: evitar cometer cualquier desliz y completar el año en tal estado de pureza que resultase innecesario confesarse. Se trataba de un desafío mayúsculo: cometer un error es tan fácil como errar al disparar una flecha: ¡el blanco es tan pequeño!

Temeroso de cometer alguna injusticia en su trabajo, lo dejó y vivió austeramente de sus ahorros.
Para asegurarse que no dañaría inadvertidamente a ningún ser vivo, por pequeño e invisible que fuere, se recluyó en su casa.
Deseoso de evitar cualquier falta hacia sus semejantes, evitó el contacto con otras personas –salvo el imprescindible durante los rezos, en los que era acompañado por nueve amigos que completaban su minián. Redujo al mínimo su comida y bebida, y sostuvo durante doce meses un estado de retiro casi absoluto.

Cuando llegó el siguiente Iom Kipur, comprobó con satisfacción que había logrado cumplir su propósito, y que nada ni nadie había sido capaz de distraerlo de su plan. A la hora del vidui, cerró su Majzor y se dispuso a escuchar las confesiones de los demás con la tranquilidad de quien tiene su conciencia libre de toda culpa.

En lugar del coro de “Ashamnu, bagadnu…”, escuchó otra voz que le decía:
“Deberías redoblar tus confesiones”. 
“¿Acaso no he evitado todo mal?” se preguntó sorprendido, “¿en qué pude haber errado?”.
“No erraste con ninguna de tus flechas porque te negaste a lanzarlas. Cometiste, así, el peor de los pecados al evitar el desafío de vivir”.



Vivir es saber que como seres humanos tenemos virtudes y defectos,  que nos equivocaremos y que también habrá cosas que haremos bien, siempre y cuando no evitemos el desafío de vivir.

viernes, 18 de septiembre de 2015

Nuestra solidaridad y afecto con el Pueblo Chileno


Expresamos nuestra solidaridad, cariño y cercanía, a todo el Pueblo Chileno, por el arrasador sismo que han atravesado.

Elevamos nuestras oraciones por el descanso eterno de los fallecidos y rogamos al Padre de todos,  conceda a las familias que tanto están sufriendo, la esperanza necesaria para afrontar este camino de adversidad.

El pueblo chileno a mostrado a través de su historia, la fuerza suficiente para superar momentos difíciles y aciagos.

Rogamos para que una vez más el espíritu y fortaleza que los caracterizan, los ayuden a seguir adelante y sientan el afecto de todos nosotros, hermanos argentinos.

Martha de Antueno
Presidente
Daniel Levín
Vicepresidente
María Grandoli de Hrubisko

Secretaria ejecutiva y  CD   

PROFANACIÓN a la Parroquia de Jesús del Buen Pastor, Catedral de la Diócesis de San Martín


Nuestra  Institución repudia enérgicamente el atentado perpetrado contra la parroquia de Jesús del Buen Pastor, Catedral de la Diócesis de San Martín, Pcia. de Buenos Aires.

Una vez más la irracionalidad se apodera del corazón del hombre, llevándolo a cometer actos de barbarie que no solo atentan contra Iglesia Católica,  sino contra  la Nación Argentina toda, que reclama Paz y Justicia.

Debemos redoblar los esfuerzos para que todos los hombres y mujeres de buena voluntad,  trabajen juntos por un mundo de auténtico respeto por la vida y la dignidad de todo ser humano y dejar de lado para siempre estos actos perversos que siguen incitando al desencuentro entre personas que piensan diferente.  Necesitamos volver a creer en los valores que nos fueron legados y reconstruirlos en camino de fraternidad.

Una sociedad que no respeta a sus integrantes, en su totalidad,  no puede pertenecer al grupo de las Naciones serias del mundo, si realmente deseamos formar parte de ellas.

Como expresara Juan XXIII en su Encíclica Pacem in Terris"......... la convivencia humana es  y tiene que ser considerada, sobre todo, como una realidad espiritual, como comunicación de conocimiento a la luz de la verdad, como ejercicio de derechos y cumplimiento de obligaciones, como impulso y reclamo hacia el bien moral, como noble disfrute en común de la belleza en sus legítimas expresiones....".

Pareciera ser que aún no  hemos aprendido a vivir privilegiando el mutuo respeto entre todos quienes formamos parte de esta sociedad y cual debe ser el camino hacia la verdadera convivencia, con un fuerte compromiso por la Justicia para que el mal no prevalezca sobre el bien.

Martha de Antueno

Presidenta y CD

sábado, 12 de septiembre de 2015

SHANÁ TOVÁ 5776 Y UN AÑO DE PAZ Y DULZURA PARA TODOS!!!!

La CAJC , miembro del ICCJ, se une a los saludos enviados  por nuestro presidente Internacional,  que hacemos llegar a nuestros hermanos de la Comunidad Judía en nuestro País, en América Latina y en todos los confines del mundo.

ICCJ
Saludos para Rosh Hashaná
Dr. Philip A. Cunningham
Presidente ICCJ
Rosh Hashaná 5776 / septiembre 2015


Estimados miembros de la familia del ICCJ,
Judíos de todo el mundo se preparan para observar Las Altas Fiestas, Rosh Hashaná y Iom Kipur.

Estas Altas Fiestas,  también pueden inspirarnos reflexiones que se extienden a todos. El potencial enriquecimiento interreligioso,  me llamó la atención,  cuando leí recientemente los saludos de Año Nuevo del arzobispo Charles Chaput a nuestros vecinos judíos y amigos aquí,  en Filadelfia.
Describió maravillosamente estos momentos del calendario judío,  manifestando que,  es en  sí mismos, son un ejemplo notable de la comprensión que ha crecido entre nosotros, judíos y cristianos,  en las últimas décadas: "Durante estos días de reflexión y nuevo compromiso para hacer el bien, una persona tiene la oportunidad de mirar en su corazón, evaluar el nivel de integridad que encuentra, y evaluar la relación de uno con los demás. "
Mientras hablaba sobre el individuo, las palabras del arzobispo se pueden aplicar a las comunidades o naciones, para organizaciones con misiones específicas y avanzar en la amistad entre religiones. Mirando hacia atrás,  en el último año, ha habido muchos momentos edificantes para la familia ICCJ.

El Consejo Ejecutivo ha recibido numerosos informes de las iniciativas y desarrollos realizados y aún pendientes de muchas de nuestras organizaciones miembros.
Y allí estaba la muy rica conferencia anual del ICCJ en Roma. (Materiales de la cual se publicarán en breve.)
Lo más destacado, por supuesto, fue la bienvenida que todos recibimos en el Vaticano por el Papa Francisco y su enorme generosidad para saludar personalmente a cada uno de  los 260 participantes del  ICCJ.
Su mensaje para nosotros incluyó estas palabras edificantes:
“En la celebración del quincuagésimo aniversario de Nostra Aetate ... podemos expresar nuestro agradecimiento a Dios por todo lo bueno que se ha realizado en términos de amistad y entendimiento mutuo en estos últimos cincuenta años, ya que el Espíritu Santo ha acompañado a nuestros esfuerzos en el diálogo. Nuestra fragmentada  humanidad, la desconfianza y el orgullo,  se han superado gracias al Espíritu de Dios Todopoderoso, de tal manera que la confianza y la fraternidad entre nosotros han seguido creciendo. Somos verdaderamente amigos, hermanos y hermanas. Incluso con nuestras diferentes perspectivas, confesamos un solo Dios, Creador del universo y Señor de la historia. Y EL, en su infinita bondad y sabiduría, siempre bendice nuestro compromiso con el diálogo”.
Debemos, por tanto,  mantener estas palabras en nuestras mente ya  que,  hay que recordar y considerar  algunos acontecimientos negativos del pasado año. Numerosos ataques terroristas motivados por odio religioso se han producido en muchos países. La destrucción de lugares sagrados, algunos de inmenso valor histórico y  espiritual, han sido justificados con demandas absolutistas impulsados ​​por el fanatismo religioso y la necesidad de dominación. En los lugares y contextos sociales ampliamente variantes, los miembros de prácticamente todas las tradiciones religiosas,  han sido objeto de violencia. Mientras escribo esto, Siria, Libia y otros refugiados en gran número,  juegan desesperadamente con sus vidas y ponen en riesgos  los esfuerzos para alcanzar la seguridad y construir una nueva vida en Paz. La pérdida de vidas humanas, de niños pequeños, es desgarradora.
Dependiendo de las circunstancias, podemos sentirnos  impotentes, frustrados y desmoralizados y pareciera que nuestra visión de solidaridad interreligiosa cuenta  poco. Pero a medida que las  palabras de  Francisco nos ilustran, si leemos con atención, hay razones para la esperanza, tanto en el largo tiempo , como en las crisis inmediatas.
En el nuevo año judío 5776, vamos a intensificar nuestros esfuerzos personales y de grupo,  para trabajar juntos y ayudarnos mutuamente en traer SHALOM entre las familias religiosas de nuestro mundo y entre todas las personas en general, sin excluir a nadie.


L'shanah Tovah!
Philip A. Cunningham
ICCJ


President

miércoles, 9 de septiembre de 2015

ALTAS FIESTAS JUDIAS


Estimados amigos
Nos encontramos a pocos días del comienzo de los Iamim Noraim, los días solemnes y majestuosos, en los cuales nos sumergiremos en evaluación, introspección y reflexión sobre nuestro recorrido de vida en todo este año transcurrido.
Uno de los conceptos fundamentales de estos días es lo que denominamos “teshuvá”, que comúnmente se lo traduce como “retorno” o bien “arrepentimiento sincero”.
Literalmente “teshuvá” también es traducido como “respuesta”. Ahora bien, ¿respuesta a qué?        En verdad, para poder responder este interrogante, primeramente deberíamos revisar si hemos tenido y aún tenemos preguntas. ¿Preguntas sobre qué? Preguntas sobre lo esencial de nuestra vida, es decir, sobre nuestro ser y nuestro sentido en el mundo.
¿Para qué necesitaríamos preguntas y luego buscar respuestas? Las certidumbres suelen tener un equilibrio muy delgado. Por un lado, nos permite transitar en nuestro proyecto de vida; por el otro, nos impide ser comprensibles, manteniendo flexibilidad y sensibilidad para con nuestro entorno y con nosotros mismos.
Durante todo el año debemos responder apresuradamente un sinfín de obligaciones y exigencias, algunas de las cuales incluso solo parten de nosotros mismos.
Somos permanentemente invadidos por el inmediato y el consumismo masivo. No hay tiempos para perder, si es que la distensión se traduciría como una pérdida de tiempo irrecuperable.
Entonces, ¿Cuáles deberían ser mis preguntas para esta proximidad de Rosh Hashaná y de Iom Kipur?
“Sabé de dónde vienes y hacia dónde te diriges”
¿Qué es lo prioritario y que merecería ser dedicado en un segundo momento? ¿Dónde focalizo mi atención, mis energías, mis tiempos? ¿Seguiré jugando en el ser infinito, engañándome con frases tales como “Hoy no puedo, lo haré otro día”? ¿Cuánto más seguiré postergando y postergándome?
Estas son, en definitiva, algunas de las preguntas pivotes que nos invitan a la introspección sincera y al encuentro inmediato con nuestros seres queridos.
Si no es ahora, ¿cuándo?
Mi deseo es que juntos podamos transitar estos Iamim Noraim despojándonos de nuestra robótica diaria, y nos sumemos en celebración y alegría, dignificando nuestras vidas y la de los nuestros…

Lic. Daniel Levín
Vicepresidente

CAJC

lunes, 7 de septiembre de 2015

Para meditar Juntos


REFLEXIÓN DE SHABAT
 Arq. Graciela de Grynberg
Rabina 

Parasha: KI TAVO פרשת כי־תבוא  (Deuteronomio 26:1-29:8)
Haftara: Isaías 60:1-22

Encendido de velas: 18:19 hs.
Finalización del Shabat: 19.15 hs.

El rabino Elimelej había hecho una hermosa prédica y ahora volvía a tierra natal.  
Para homenajearlo y mostrar gratitud, los fieles decidieron seguir el carruaje de Elimelej hasta que saliera de la ciudad.

En determinado momento el rabino paró el carruaje, le pidió al cochero que siguiera adelante sin él y pasó a acompañar al pueblo.
—Bello ejemplo de humildad, dijo uno de los hombres a su lado.
—No existe ninguna humildad en mi gesto, sino solamente un poco de inteligencia.  Ustedes aquí afuera están haciendo ejercicio,

cantando, bebiendo vino, confraternizando, conociendo nuevos amigos, y todo por causa de un viejo rabino que vino a hablar sobre
el arte de la vida.  Entonces dejemos que mis teorías sigan en ese carruaje, porque yo quiero participar de la acción, respondió Elimelej.
El mes de Elul nos invita a ser parte del pueblo de Israel,  con sus pedidos de perdón, con su Teshuva, arrepentimiento, de las cosas que
no debimos hacer e  hicimos y de las que debimos haber hecho y no hicimos, de poder soñar con un año lleno de realizaciones, de salud, de trabajo, de paz.

Al igual que el Rabino, no hagamos el viaje a este nuevo año solos.
Bajémonos del carruaje y en familia, en Comunidad y como pueblo pasemos a la acción.
Shabat Shalom VeShana Tova!!!!!!   שבת שלום ושנה טובה