viernes, 27 de febrero de 2015

EL PODER DE LA ORACION ES ENORME. PEDIMOS QUE TODOS OREMOS, CADA UNO DESDE SU PROPIA FE, POR LOS MILLONES DE PERSONAS QUE PADECEN LA VIOLENCIA POR LA INTOLERANCIA RELIGIOSA, EN EL MUNDO ENTERO


 Terroristas islámicos secuestran a 90 cristianos y queman aldeas
Martes 24 Feb 2015 | 07:51 am
Hassaké (Siria) (AICA):

Los terroristas yihadistas del Estado Islámico (EI) atacaron este lunes 23 de febrero varias aldeas cristianas asirias de las orillas del río Khabur, en la provincia siria de Jiazira. Decenas de cristianos asirios fueron tomados como rehenes por los yihadistas, mientras las iglesias de algunas aldeas fueron quemadas o dañadas. Lo confirmó a la Agencia Fides el arzobispo siro católico de Hassaké-Nisibi, monseñor Jacques Behnan Hindo.


“Los terroristas –refiere el arzobispo– primero atacaron la aldea de Tel Tamar, luego Tel Shamiran y todas las demás más pequeñas, hasta Tel Hermuz, donde prendieron fuego a todo. 

Tanto en Tel Hormuz como Tel Shamiran tomaron decenas de rehenes, tal vez con la intención de usarlos para pedir rescate o intercambio de prisioneros. 

“Por la tarde de ayer, señala el arzobispo, las milicias curdas nos dijeron que habían logrado retomar el control en Tel Hormuz, con la ayuda de los batallones formados por cristianos sirios. Pero todavía no hemos recibido la confirmación de estos hechos”. 

Según el arzobispo Hindo, la ofensiva de los yihadistas sacó a la luz las responsabilidades y los comportamientos deplorables de diversos sujetos: “Quiero decir abiertamente –señala el arzobispo– que tenemos la sensación de haber sido abandonados a las manos de aquellos del Daesh. 

Más de cien familias asirias que encontraron refugio en Hassaké, pero aún no recibieron ayuda ni de la Media Luna Roja ni de los organismos de asistencia del gobierno sirio, tal vez porque son cristianos. Ni siquiera la agencia de la ONU para los refugiados se la ha visto por aquí”, subrayó. 

A lo largo de las orillas del río Khabur, afluente del Éufrates, había más de 30 aldeas cristianas, fundadas en los años treinta del siglo pasado, donde se habían refugiado los cristianos asirios y caldeos que huyeron de Irak y de las matanzas perpetradas entonces por el ejército iraquí. Eran pueblos prósperos, cada uno habitado por miles de personas, con iglesias y comunidades muy activas, que también tenían escuelas e iniciativas sociales. Pero desde el comienzo de la guerra se fueron vaciando y algunos de ellos parecen pueblos fantasmas. Tel Ormuz antes de la guerra tenía más de 4.000 habitantes, que en los últimos meses se había reducido a menos de trescientos. +

No hay comentarios: