miércoles, 8 de octubre de 2014

ASUMAMOS EL COMPROMISO DE SEGUIR TRABAJANDO POR LA PAZ


AIN.- Un grupo de unos veinte cristianos ha sido secuestrado el pasado 5 de octubre en el pueblo de Knayeh (Qunayeh), en la región norte de Siria, por un grupo de brigadas islamistas próximas al Frente Al Nusra. Según ha confirmado la Custodia de Tierra Santa, el padre Hanna Jallouf OFM, párroco de Knayeh y franciscano, se encuentra entre los secuestrados que actualmente están en paradero desconocido.
Ayer el monasterio fue saqueado, y otras personas de la aldea están ocultos. Entre los secuestrados hay jóvenes, tanto chicos como chicas. La Custodia de Tierra Santa ha pedido oraciones por el padre Hanna Jallouf "y por el resto de las víctimas de esta guerra trágica y sin sentido".

No hay comentarios: