viernes, 5 de septiembre de 2014

Entrevista de Lis Anselmi al Vicepresidente de la CAJC, Lic. Daniel Levín, durante el Congreso Internacional.

Publicado  en la edición 670, el 03 de septiembre en La Revista On Line (Rol) de Editorial San Pablo, de actualización semanal. Un servicio a la evangelización de la cultura.


En la foto, se pueden ver a Daniel Levín, (Argentina),  María Laura Vargas Valcarsel ( Perú), 
Ms. Liliane Apotheker (Francia) y Rabino Ernesto Yattah (Argentina)


Hallarnos en las ideologías y las prácticas
Sección: En diálogo 
Lis Anselmi

“……….El vicepresidente de la Confraternidad Argentina Judeocristiana, Lic. Daniel Levin, quien participó activamente del Congreso, comparte con la Revista On Line sus conclusiones”.

¿Cuál fue la respuesta del público/participantes de este Congreso?

Tanto la convocatoria como la concurrencia del público han tenido muy buena repercusión. Se notó mucha participación, intervenciones y preguntas que enaltecieron todo el Congreso.

¿Qué conclusiones sacarías del Congreso?

El alto nivel académico así como toda la excelente organización nos han dejado la enseñanza de continuar promoviendo encuentros de diálogo interreligioso.

Sin duda alguna, más allá de lo que comúnmente suele decirse acerca de la importancia del diálogo, quedó bien plasmado cómo podemos hallarnos en las ideologías y las prácticas, y, sobre todo, en nuestro mayor objetivo: la dignidad del ser humano.

Las fuentes son inspiradoras para seguir profundizando y llevando sus enseñanzas a una práctica efectiva para el mejoramiento de nuestra sociedad.

¿Cómo puede expandirse este diálogo en el que se centró el Congreso?

A través del estudio, las reuniones fraternas, la transmisión de valores universales, el  esfuerzo y la dedicación sincera para ayudar a los nuestros, para que tiendan a vivir dignamente.

En lo personal, ¿qué fue lo más importante o destacado del Congreso?
El excelente clima de camaradería que se fue generando, la coincidencia en acciones que se realizan en diferentes partes del mundo, los enormes desafíos que promueve la prosecución de nuestro proyecto liderado por el ICCJ.


No hay comentarios: