miércoles, 25 de septiembre de 2013

Basta de actos de vandalismo!

 

Con inmenso estupor, los vecinos del barrio de Monserrat despertaron esta madrugada -25 de septiembre-,  con la noticia de pintadas en el piso frente al altar y la quema de un sillón sacerdotal, en la histórica Iglesia de San Ignacio, recientemente restaurada.

Según diversos trascendidos,  las pintadas dicen: "La única iglesia que ilumina es la que arde", "Hipócrita: ni Dios ni amor".

¿Hasta cuando los argentinos tendremos que soportar este grado de insensatez y locura? ¿Es que no hemos aprendido nada del pasado y de nuestra historia reciente?

En momentos en que el Papa Francisco hace llamados de unión y  fraternidad entre todas las personas que forman nuestra sociedad, instándonos a vivir respetándonos unos con otros en lo que nos une y en lo que nos separa, aparecen  estos actos de cobardía de seres que, aprovechando la oscuridad  de la noche,  cometen  aberraciones que  tratan de  llevarnos  hacia el enfrentamiento entre hermanos.

No juguemos el mismo  juego. Desde nuestra institución, hacemos un fuerte llamado a  todas las personas sin distinción de credos y pensamientos políticos diferentes,  pero con valores fuertes y sustentables, para que reaccionemos con mesura, pero con firmeza.  

Para quienes creemos en un Dios, Padre de todos, el hombre recibió de EL la independencia y la libertad personal frente a los demás y, por consiguiente tiene derecho a ser respetado en ella. Pero esa libertad nos obliga a actuar con responsabilidad y amor hacia "el otro"

En nuestros días la decadencia, acompañada de la pérdida de valores en casi todos los ámbitos que nos toca actuar, exigen más que nunca actitudes como las que manifestara Monseñor Justo Laguna, al decir: "No voy a callarme nunca más, cuando sienta que debo gritar y denunciar"... Ese momento ha llegado. Exijamos respeto entre unos y otros  y sigamos bregando por la  solidaridad, la fraternidad, el bien común, y todo aquello que nos vivir como personas y no como meros habitantes de un país que no sabe que rumbo tomar. 

Martha de Antueno
Presidente
María Grandoli de Hrubisko
Secretaria Ejecutiva

No hay comentarios: