miércoles, 8 de mayo de 2013

Acercándonos a las Festividades de Shavuot y Pentecostés

 Shavuot
Daniel Levín
En el Judaísmo se prevalece la acción por sobre la fe, ya que la adhesión a las Leyes y Mandamientos de la Torá (Pentateuco), nos llevan indefectiblemente a la fe.

Shavuot (literalmente traducido como “semanas”) es la festividad que celebra la entrega de la Torá , Zmán Matán Toraténu (Tiempo de la entrega de nuestra Torá). Es la segunda de las tres Fiestas de Peregrinación.

Enlazado Pesaj (Pascuas) y Shavuot, aprendemos que el valor de la libertad depende de lo que hagamos con ella; que debe nutrirse del bien, de la justicia y de la ley, en aras de alcanzar la paz.

"La libertad tiene sentido cuando la ejercitamos para construir el mundo, la sociedad y el hombre".

 La relación existente entre Pesaj y Shavuot nos indica que ser libres implica, fundamentalmente, poder elegir.

Como hombres poseedores del libre albedrío, disponemos de la Torá como guía, enseñanza, orientación e inspiración en cada uno de los momentos de nuestra vida.

En el monte Sinaí se inició la entrega de la Torá. La recepción no concluye nunca, pues continúa en cada generación, ya que, como dice el texto: “Es árbol de vida para los que se acercan a Ella".

Sus principales costumbres son:
·        Comer lácteos [ La Torá como la leche que nutre; La Tierra de Israel, identificada desde las Fuentes como la tierra que mana leche y miel
·        Decoración de las Sinagogas con flores y frutos agradeciendo la Fiesta de la Cosecha , [El monte Sinai vestía todo de verde]
·        Lectura de Meguilat Ruth [Relato que coincide con la época de la siega y su conversión al Judaísmo. El rey David fue descendiente de Ruth. David nació y murió en Shavuot]
·        Tikún: Noche de estudio para recepcionar las enseñanzas de la Torá.
 

  Pentecostés


 
Laerte Martínez
 
Cincuenta días después de la Resurrección de Jesús los discípulos reciben el Espíritu Santo.-

Lucas relata este episodio en su libro “los Hechos de los apóstoles” (cap 2, 1-11).- “Cuando llegó la fiesta de Pentecostés estaban los discípulos reunidos en un mismo local.- De repente un gran ruido que venía del cielo, como de un viento fuerte, resonó en toda la casa donde ellos estaban.- Y se les aparecieron lenguas como de fuego que se repartieron y sobre cada uno de ellos se asentó una.- Y todos quedaron llenos del Espíritu Santo....”

El texto de Lucas, en griego, usa la expresión “Pentecostén emeras” (día quincuagésimo) porque en esa época el texto usado por todos los judíos era la versión griega de “los 70” (LXX) y el Levítico, 23,16 relata “contaréis cincuenta días hasta el día siguiente al séptimo sábado (después de Pesaj)

Los cristianos consideramos que este día nace la Iglesia. Porque en este día, los discípulos comienzan a predicar el mensaje de Jesús.- Y el Espíritu Santo es el que da impulso a la difusión de ese mensaje, como lo había prometido Jesús-

Una tradición medieval nos regala un himno (secuencia) que recoge la liturgia de este día:

Ven Espíritu Santo, trayendo desde el cielo un rayo de tu luz.-

Ven, padre de los pobres.- Ven dador de los bienes.- ven, luz de las almas.-

Consolador sin igual, dulce huésped del alma, suavísimo dulzor.-

Descanso en la fatiga, templanza en la pasión, consuelo en la aflicción.-

Antorcha venturosa, alumbra el pobre corazón de tus fieles.-

Sin tu asistencia, nada hay en hombre de puro y de inocente.-

Lava lo que está impuro, riega lo que está seco, cura la enfermedad.-

Endereza lo torcido, calienta el alma fría, humilla la altivez.-

Al fiel que en Ti confía, concédele benigno tus siete dones.-

Da el mérito de la virtud, el éxito de la victoria, y el premio eterno.- Amen

No hay comentarios: