jueves, 4 de abril de 2013

Toda nuestra solidaridad a quienes están sufriendo el horror producido por las inundaciones en Nuestro País.





Nuevamente la naturaleza ha hecho sentir su furia. La lluvia ha caído sin piedad sobre zonas determinadas de la Ciudad de Buenos Aires y de la Ciudad de La Plata.Muchísimas personas han caído en una incertidumbre total. Familias enteras buscando sus parientes, encontrándose muchos de ellos con la terrible noticia del fallecimiento de los familiares buscados.

Es aquí donde cada uno de nosotros debe plantearse la solidaridad y responsabilidad que nos cabe. Como personas, como funcionarios, como seres humanos. Instituciones eclesiales de la Capital Federal y el conurbano bonaerense comenzaron a asistir a vecinos damnificados. A través de Cáritas, la iglesia en la Argentina comenzó a requerir donaciones de colchones, mantas calzados, ropa limpia y seca, leche en polvo y alimentos no perecederos. Desde la Vicaría de Flores, informaron que, la parroquia Madre de Dios (Saravia, esq. Zubiría) se requieren pañales, leche maternizada para contener la necesidades de Villa Lugano, Villa Soldati y Villa Riachuelo, cuyos vecinos en este atardecer, se congregan frente a la parroquia para atender las necesidades.

Por otra parte, el Club Náutico Hacoaj, Club Náutico Hacoaj, sede Tigre, Comunidad Dr.Herzl, Lamroth Hakol, NCI Emanu EL; Radio  Jai y Tzédek Serrano, se encuentran trabajando en igual sentido.

Todos ellos bajo el lema: HAGAMOS ENTRE TODOS QUE DEL AGUA SURJA ALGO BUENO: LA SOLIDARIDAD.

Unámonos todos nosotros también y aportemos cada uno con lo que pueda, para que la Esperanza deje de ser una utopía.




No hay comentarios: