viernes, 5 de abril de 2013

Homenaje a las Víctimas y Mártires de la Shoá






El próximo lunes 8 por la noche, en Buenos Aires, al igual que en todas las ciudades del mundo, se rendirá homenaje a las Víctimas y Mártires de la Shoá: el Genocidio del Pueblo Judío perpetrado por el régimen nazi.

Adherimos muy especialmente.

Se llevará a cabo en el Teatro Coliseo, Marcelo T. de Alvear 1125, CABA, a las 19, al cumplirse el 70 Aniversario del Levantamiento del Gueto de Varsovia
Organizan: DAIA; AMIA; Sherit Hapleitá; Generaciones de la Shoá, Fundación Memoria del Holocausto
Entrada libre y gratuita. Informes al: 4-378- 3200

Transcribimos la invitación del Museo del Holocausto:

“Ellos (los nazis), quisieron destruir a los judíos en vida y quemar a los judíos muertos. Todos los que hoy en día no se preocupan por mantener viva la memoria de ello, son cómplices de los asesinos."

Elie Wiesel
Este acto de memoria colectiva que involucra y hace partícipe a todos los hombres de buena voluntad del mundo, judíos y no judíos, fue establecido con fuerza de ley por el Parlamento Israelí (la Kneset), en el año 1951. 



La fecha elegida, es la que corresponde al día de Pesaj del mes de Nisán (calendario hebreo), pues ese día correspondió al 19 de abril de 1943, cuando se inició el Heroico Levantamiento del Gueto de Varsovia.

Se cumplen 70 años de aquella gesta heroica de un puñado de judíos, jóvenes en su mayoría, que en la noche de Pesaj se enfrentaron a la maquinaria opresiva, luchando por su libertad y dignificando la valentía del pueblo judío, cuyas muestras de resistencia activa inundan las páginas de la historia de la Shoá. 

El Museo de la Shoá, se une a la convocatoria de la DAIA (a la cual está afiliado) asumiendo su responsabilidad y ejerciendo su rol como institución custodia de la memoria del horror, de lo que no debió ocurrir, de lo que no debe ni puede olvidarse, ni por los judíos ni por el resto de la humanidad. 

Si como sociedad queremos sobrevivir, los hombres debemos aprender a distinguir el mal cuando levanta su cabeza, impidiendo que tome fuerza contaminando a todo el mundo. 

Jamás podrá prevalecer el olvido si en nuestros corazones, en nuestra voluntad y en nuestras almas somos capaces de conservar la memoria para combatir el odio, la discriminación o el racismo. 

No hay comentarios: