martes, 30 de abril de 2013

Cercanía de los obispos argentinos con el pueblo de Siria, sumido en la violencia

 
Viernes 26 Abr 2013 | 10:03 am
Buenos Aires (AICA):
Ante la grave situación de violencia que se vive en Siria, la cual amenaza la vigencia de los derechos humanos y la libertad religiosa, y donde fueron secuestrados dos arzobispos de la Iglesia Católica Apostólica Ortodoxa del Patriarcado de Antioquía y de la Iglesia Siriana Ortodoxa, la Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina expresa “su cercanía con el pueblo de Siria”.

“Como cristianos elevamos nuestra oración al Señor de la vida y de la historia para que cese la violencia en esas queridas tierras, a la vez que imploramos a quienes tienen responsabilidad de gobierno para que arbitren los medios a fin de lograr la paz, fruto de la justicia, y que se garantice la libertad religiosa, basada en el respeto por la dignidad de la persona humana”, subraya.

Por ello, el Episcopado argentino invoca a Nuestra Señora de Luján pidiéndole “su protección sobre nuestros hermanos sirios, rogando por el eterno descanso de las víctimas de este conflicto, y pidiéndole consuelo para sus familia”.

El comunicado tiene fecha del 25 de abril, fiesta del apóstol San Marcos, pero fue difundido este viernes.

La Comisión Ejecutiva está presidida por el arzobispo de Santa de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, e integrada por monseñor Virginio Bressanelli SCJ, obispo de Neuquén y vicepresidente primero; monseñor Mario Cargnello, arzobispo de Salta y vicepresidente segundo; y monseñor Enrique Eguía Seguí, obispo auxiliar de Buenos Aires y secretario general.+

No hay comentarios: