martes, 4 de diciembre de 2012

Para reflexionar sobre la Paz en nuestro País y en Medio Oriente, en definitiva sobre La Paz en el mundo, de la mano de Thomas Merton.



Hacer clik sobre el link que colocamos:



Thomas Merton (PradesFrancia1915 - Bangkok1968), monje trapense, poeta y pensador estadounidense. Está considerado como uno de los escritores sobre espiritualidad más influyentes del siglo XX.
Nació en Prades, Francia.La infancia de Merton fue inestable en cuanto a su residencia, pues vivió en Francia, en las Bermudas, en Estados Unidos y en Inglaterra. En Inglaterra, estudió en la Universidad de Cambridge. Terminó sus estudios en la Universidad de Columbia, Se convirtió al catolicismo en el año 1938.
Ejerció docencia en Inglés en la Universidad de San Buenaventura y trabajó en un centro católico del barrio de Harlem en Nueva York. En 1941, ingresó a la abadía trapensede Nuestra Señora de Getsemaní en Kentucky. Se ordenó sacerdote en 1949 y adoptó el nombre de padre Luis.
La montaña de los siete círculos (1948), su autobiografía, es su obra más famosa, traducida a veintiocho lenguas.Durante sus 27 años en Getsemaní, Merton se convirtió en un escritor contemplativo y poeta, y se abrió al diálogo con otras religiones, apoyando causas como el pacifismo y los movimientos antiracistas. En 1959 conoció al sacerdote y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal al arribar éste al monasterio. Después del regreso de Cardenal a Nicaragua, Merton sostuvo con él una activa correspondencia epistolar hasta su muerte.Merton murió en un accidente en 1968 mientras asistía a una conferencia entre cristianos y budistas en Bangkok. Se encuentra sepultado en el monasterio de Getsemaní.
Merton fue un un pacifista por excelencia. Se comprometió el movimiento por los derechos civiles, la justicia social y el diálogo interreligioso. Desde 1972, el Thomas Merton Center de Pittsburg concede el Thomas Merton Award, un premio a las iniciativas por la paz. Tuvo Merton excelente relación con el Judaísmo y permanentemente elogiaba los escritos y pensamiento de Edith Stein, a quien admiraba.Ambos abrieron nuevos caminos hacia el Ecumenismo y el Diálogo Interreligioso que luego propiciara el Vaticano II. Ella con su relación directa con el Judaísmo. El con las  religiones orientales.  


No hay comentarios: