jueves, 29 de noviembre de 2012

Comenzando el ADVIENTO




A esta altura del año, cuando el mismo va deshojando sus últimos días, nos preparamos para celebrar el adviento, primera etapa del año litúrgico, que con él se inicia.
Es un tiempo corto, apenas cuatro semanas, no siempre completas, en que los cristianos esperamos la llegada del Señor. En las dos primeras meditamos su llegada escatológica, al fin de los tiempos y las dos siguientes su venida al mundo, y allí celebramos la Navidad , momento crucial de nuestra fe, en la que Dios se hace hombre para estar con nosotros. Todos nos disponemos para este acontecimiento, que llega con el recién nacido.
Momento de plenitud, de recogimiento, de contemplación. Momento de oración.
Y nos disponemos a su llegada en la espera y en la esperanza, obedientes a la exhortación de Juan Bautista que nos dice: “Preparen  los caminos del Señor.”
En la parábola de los talentos, en el buen samaritano, se ofrece otra forma de esperar a Dios, que tiene más que ver con el movimiento que con la quietud, más con la acción o re-acción que con la evasión, más con la esperanza que con la simple espera. Se trata de una forma  que libera, pues se desea  ardientemente  su llegada. La experiencia cristiana se descubre a sí misma esperando a Dios  en el seguimiento de Jesús. Por este camino se  sigue llegando al Dios verdadero, es una forma de esperar liberadora que nos impulsa:
A derribar las fronteras  y  deshacer toda discriminación por motivos religiosos.
A anular toda marginación por motivos raciales y culturales.
A buscar soluciones para compartir el mundo y sus bienes entre todos para una mejor convivencia  de  los hijos de Dios.
El adviento nos convoca a la liberación de todas las esclavitudes y a la inclusión de toda la humanidad en la espera de la venida de Dios.  Como parte de su pueblo  nos unimos esperando su llegada. Que este tiempo  nos ayude a centrarnos en nuestra fe y en las obras que nos induce su legado, para mayor gloria de Dios y unidad entre nosotros.
Que nuestro buen Dios los acompañe.                            
Equipo del Instituto Superior de Catequesis Argentino- ISCA-, Pbro. José Luis Quijano, Nilda, Graciela, Mariano Nicolás, María Luisa, Andrea, Oscar, Ana María, Gloria.
Adviento de 2012
En el año de la Fe

No hay comentarios: