viernes, 18 de mayo de 2012

Actividad de la CAJC el jueves 17 de Mayo


Deseamos agradecer al P. Miguel, párroco de la Parroquia Nuestra Señora de las Victorias la actividad llevada a cabo por la CAJC, el día de ayer, jueves  18 de mayo.

Del mismo modo, agradecemos a toda su comunidad que nos atendió tan cálidamente y a nuestros maestros, el Rabino Ernesto Yattah y al P. Tony Fidalgo que nos enriquecieron con sus mensajes y enseñanzas.

Orar con Los Salmos
(Libro de las Alabanzas- Sefer tehillim-Psalterion)
Los Salmos son en el conjunto de la revelación Bíblica, un lugar de privilegio para dar con el encuentro entre el Dios que se revela, se manifiesta, y la respuesta humana......así encontramos experiencias de gozo y de dolor, tanto personales como comunitarias, respuestas por ende de confianza, de acción de gracias y de hondas súplicas.......los Salmos no dejan de ser un lugar privilegiado para ayudar a nuestra oración, a nuestras plegarias, pues posibilitan poner en diálogo nuestro mundo real desde lo que él suscita en nuestro interior abriéndonos al misterio de Dios desde el misterio de nuestras vidas, reales y concretas.

El Rabino Yattah abordó el Salmo 82, que transmite una experiencia muy cara al Pueblo Judío. Relacionó este Salmo con lo escrito por Martín Buber. Se describen las angustias de la vida cotidiana y se experimenta que el regreso a D's no puede ser por el mismo camino de "nuestro aquí y nuestro ahora". Desde el Judaísmo se debe regresar por un camino de encuentro "con el otro" "con el hermano".El Salmo nos interpela a nivelar los juicios de nuestra existencia. Es un imperativo para que cada uno transforme su propia existencia y desde el lugar de cada uno y del poder que le ha sido conferido sea transformador de la sociedad en la que vive.

El P. Tony Fidalgo, se refirió al Salmo 123 y entre otras cosas, expresó:
"Nuestros ojos, nuestras angustias, nuestras esperanzas...elevados... Hacia un Dios en Misericordia..." Y continuó:" hoy son muchas las situaciones personales y sociales que oprimen  y degradan la dignidad humana ¿de donde nos vendrá la Salvación? (Cf. Salmo 122). No son pocas las situaciones donde aparecen los arrogantes del poder burlándose y pisoteando la vida humana  y planetaria, viendo todo según sus propios intereses mezquinos... la comunidad creyente ve críticamente esta situación, no en el odio y la venganza, sino en una mirada distinta. Una mirada puesta en un lugar de salvación en una mirada que busca misericordia y compasión, sabiendo que así podrán usar ellos mismos esa misericordia y compasión para salir del yugo que los oprime. Una comunidad que, desde el hartazgo de la devastación, busca por senderos de sanación, una posible solución al drama. Así pues, mirando a lo alto no se aliena sino que recupera fuerzas, se lanza a la realidad desde otra mirada, desde una perspectiva constructiva y no destructiva. Puede seguir peregrinando  porque se ha sentido fortalecido y liberado, tiene interiormente una perspectiva nueva que le dará luces para la lucha del camino...."

No hay comentarios: