lunes, 2 de abril de 2012

Feliz Pascua de Resurrección!!!!!!

P. Tony Fidalgo CSsR


Semana santa, es santa porque en ella podremos hacernos camino hacia una vida más auténtica y libre, más donada y solidaria.
Semana de la pasión de amor de nuestro buen Dios y Señor, de la vida y de la historia.
Semana para reavivar la memoria en y desde el presente de nuestra historia.
Una propuesta que el mismo Dios nos hace de ir cambiando por la entrega en el amor y no por presiones legalistas.
No bastará con no hacer el mal, ni meramente arrepentirse de haberlo hecho, hará falta optar por el bien que sólo da el vivir en y desde el amor como lo hizo el mismo Jesús, amor de comunión y donación total.
Porque quien no opta por el amor termina por omisión y o comisión siendo cómplice de todo mal.
Semana para reencontrarnos con los senderos de paz, de dignidad y, por sobre todo, para reencontrarnos con el misterio de la fe en el misterio de la vida, simple y sencilla, pero con la hondura de la entrega fiel por un mundo mejor cada vez.
La Pascua, de ayer y de hoy, será el don que necesitamos, un paso de la muerte a la vida, de la mentira a la verdad, de la indiferencia a la acción.
De todo ello está necesitando nuestra vida.
Demasiadas quejas nos aquejan y así no se puede seguir.
La Pascua es un don de luz para la vida nueva, cristianas/os debemos hacernos camino con nuestras debilidades desde esta fortaleza, desde esta convicción que el Dios que cada día renueva en nosotros/as el don de la vida, espera nuestra ofrenda comprometida con la misma cada día.
La vida se torna misión, salida de las nostalgias y dolores mortecinos, para dar a luz la esperanza que abraza y renueva en el encuentro fraterno y solidario con cada hermano y hermana de camino.
La Pascua es salida del sepulcro del cinismo individualista que vela sólo por la propia suerte y así rescatar desde el abismo nuestra humanidad hundida en su más trágica desidia fraticida.
La Pascua viene a abrir las puertas de nuestras vidas hacia una conciencia que no se deja vencer por las lógicas de las violencias y de las indiferencias y así lanzarnos confiados/as al servicio de una vida nueva más humana.
No nos amedrentemos… No tengamos miedo…
Levantemos las banderas de la vida… Sí porque Cristo nuestro hermano, ha resucitado, en él y por él toda muerte ha sido vencida…

Aleluya, aleluya, aleluya
Cristo resucitó de entre los muertos y no muere más
El nos espera en Galilea
Aleluya, aleluya, aleluya
¡Muy Feliz Pascua de Resurrección!

No hay comentarios: