jueves, 22 de diciembre de 2011

Mensaje de Navidad

P. Tony Fidalgo CSsR



«Al principio existía la Palabra... ella contenía vida y esta vida era la luz de hombres y mujeres»… Jesús, es la Palabra de Dios, condición divina, «que se hizo carne», condición humana, y así la vida profética y sabia de Dios «plantó su tienda entre nosotros». Sí, la Palabra de Dios es su Sabiduría haciéndose camino en medio de los vericuetos de nuestra historia humana, para que esta sea más humana siendo más sabia.

Así pues, Navidad es renacer a una nueva forma de ser humanos; es querer conocer a Dios haciéndose hombres y mujeres de Dios, esto es, de comunión sin fronteras, de amor sin más límite que el amor mismo. Se trata de lograr saborear nuestra máxima dignidad de personas humanas llegando a ser hijos e hijas de Dios. Se trata pues, de celebrar la vida a través de la práctica del amor fraternal. Una vida que es para todos porque viene del Dios-de-todos, del Dios-con-nosotros, ese que tendremos que aprehender como de todos sin que nadie se crea su último poseedor. La Palabra del principio es la de todo ‘principio’ que ha de regularnos como seres humanos, es la de ayer, la de hoy y la de siempre, Vida-Amor, porque es una cosa es la otra, de un lado y del revés, nos cueste mucho o poco entender, este gran y bello misterio…

¡Muy Feliz Navidad! si sabes coexistir con los demás como hermanos y hermanas…

¡Muy buen año 2012! si lo sabrás realizar bajo el signo de una alianza universal por la Vida fraternal en todos sus ámbitos (personales, estructurales, ecológicos y cósmicos),
respetándola, cuidándola y compartiéndola…

No hay comentarios: