miércoles, 21 de septiembre de 2011

Rosch Hashaná

La Confraternidad Argentina Judeo Cristiana envía sus más cálidos saludos de Año Nuevo (Rosch Hashaná) a todos los amigos de la Comunidad Judía de Argentina a quienes nos unen lazos de amistad sincera y profunda.
¡Shaná Tova!


Alzo mis ojos hacia las alturas: ¿De dónde habrá de venir mi ayuda? Mi ayuda vendrá de Ad-nai, Creador de los cielos y la tierra” Salmo 121

Cada vez que pronuncio estas primeras palabras del versículo, promueven en mí un sinfín de interrogantes y anhelos que se entretejen en un presente, junto a un pasado y un futuro.

Elevarnos por sobre encima de nosotros mismos y de nuestras banales problemáticas cotidianas, elevar nuestra mirada y visualizar todo lo que aún falta por mejorar en nuestro mundo, elevar nuestras almas -chispas divinas de nuestra vida- para poder buscar a Quien nos trasciende, nos Protege, nos Guía silenciosamente en cada camino que abordamos.

La sensibilidad, la humildad, el vivir comprometidamente, forman parte de esos ingredientes básicos que posibilitaría darle luz a cada día de la vida.
Rosh Hashaná comienzo del año) así como Iom Kipur (día del arrepentimiento y del perdón), denominados en su conjunto como “Iamim Noraim” (días de enaltecimiento y constricción), convocan a cada criatura viviente, volver a sensibilizar nuestro corazón, y tomar conciencia de nuestra exclusiva responsabilidad ante cada acto y cada omisión cometidos en el transcurso de cada año.

“Iom haDín”, el Día del Juicio Celestial, una de las denominaciones de Rosh Hashaná, nos impulsa a que seamos nosotros mismos quienes revisemos nuestro camino transitado, nuestro letargo en llevar acciones adecuadas, nuestra vaga conformidad de llevar a cabo vidas opacas o subsumidas en ideales netamente materiales.

Nos invita a que podamos reflexionar dónde nos hallamos parados, qué es lo que aún no hemos llevado a cabo, y todo lo mucho que nos resta por hacer.

“Ubajartá bajaim lemaan tijié atá vezareja”
Elegirás la vida para que vivas tú y tu descendencia, nos invita y aconseja el libro de Deuteronomio. Solo resta una sola cosa: avanzar..!

Lic. Daniel Levín
Vice Presidente 2º
CAJC

No hay comentarios: