sábado, 28 de mayo de 2011

Actividad en el Hospital Rivadavia

Ante un aula colmada de profesionales y público en general, se realizó la actividad programada en el Hospital Rivadavia.

No podemos dejar de comentar el interés que produjo entre los asistentes los testimonios y las exposiciones de los Dres. Zahed Abuchanab, Oscar Gabriel Fernández, Pbro. Hernán Pérez Etchepare y Lic. Daniel Levín.

Transcribimos los conceptos recibidos de la Dra. Raquel Bianchi, que nos indica que estamos "en el camino"

".......Aprovecho para hacerles llegar comentarios de algunos alumnos al finalizar la jornada..... todos fueron Excelentes!!, quedaron muy impactados y satisfechos de haberlos escuchado y en forma unida..... varios se sintieron conmovidos por la humildad y apertura del Dr. Zahed Abuchanab, con su vivencia intrahospitalaria y a nivel personal, como así también lo manifestado sobre su propia espiritualidad. Los videos y exposición del lic. Daniel Levín y las palabras y experiencias del Dr. Gabiel Oscar Fernández y del Pbro. Hernán Pérez Etchepare.
Desde mi parte, concuerdo con Martha y con Marita, con la riqueza de la mesa y sobre el clima que se generó en este compartir la mirada, vivencia y necesidad, que todos tenemos de Dios.
Les agradezco profundamente la colaboración de todos y el tiempo que nos donaron, y es el único momento del Postgrado en donde compartimos con personas que comprometen al 100 % su vida con la espiritualidad, siendo un honor que la Confraternidad Arg. Judeo Cristiana nos acompañe en este proyecto....Gracias !!"

Raquel"

jueves, 26 de mayo de 2011

Nuestros cordiales saludos a los miembros de la Acción Católica Argentina que festejan su 80º Aniversario


Buenos Aires, 26 de Mayo de 2011

Señor Presidente
Consejo Nacional de la
Acción Católica Argentina
Ingeniero
Emilio Insaurraga y HCD

Estimados hermanos:

Desde nuestra institución y cada uno desde la fe que profesa nos unimos a ustedes al conmemorar el 80 Aniversario de la Acción Católica Argentina.
Es para todos nosotros un gran honor compartir este especial momento, en que nuestra Nación bendecida, necesita del esfuerzo de todos y cada uno de sus ciudadanos, para que juntos , encontremos el camino hacia una Patria Grande como la que soñaron los hombres de Mayo.
El Art.. 1º de la Primera Carta Internacional de los Derechos Humanos declara que todos los hombres son libres y poseen igual dignidad e iguales derechos. Y completa el Art. 2º que "el objeto de la sociedad es ofrecer a cada uno de sus integrantes igual oportunidad para el total desarrollo de su cuerpo y de su espíritu".
La acción Católica Argentina ha trabajado siempre en tal sentido y compartimos con ustedes tales principios.
Nos unimos también a vuestra campaña para erradicar la pobreza y el desarrollo integral de la persona, construyendo una Nación sin excluidos.
Comprometemos nuestro esfuerzo para seguir trabajando junto a ustedes y demás organizaciones sociales en tal sentido porque somos conscientes que nuestra Nación necesita del esfuerzo de todos y cada uno de sus ciudadanos, diferentes, distintos, pero aportando lo mejor de sí en beneficio de nuestra querida Nación.

Reciban nuestras más calurosas felicitaciones

Martha de Antueno
Presidenta
María Grandoli de Hrubisko
Secretaria Ejecutiva y HCD

viernes, 20 de mayo de 2011

Los invitamos muy especialmente a participar de nuestra próxima actividad



Postgrado de Salud Mental, Espiritualidad e Intercultura.

Hospital Bernardino Rivadavia. Av. Las Heras 2670. CABA.

Servicio de Salud Mental. Aula 1.


Viernes 27 de Mayo.

09 a 12 hs.


“La interrelación de los Profesionales de la Salud con los Líderes Religiosos”

Coordina: Sra. Martha de Antueno, Presidenta de la Confraternidad Argentina Judeo-Cristiana

Dr. Gabriel Oscar Fernández, Protestantismo.

Padre Hernán Pérez Etchepare, ssp, Catolicismo.

Lic. Eduardo Daniel Levin, Judaísmo.

Dr. Zahed Abuchanab por el Centro Islámico de la Rca. Argentina


martes, 17 de mayo de 2011

Una semilla del diálogo judeo-cristiano


Iglesia
Nº 2370 » Mayo 2011, Revista Criterio


Una semilla del diálogo judeo-cristiano
por de Antueno, Martha


Un recorrido por la trayectoria de la hermana Alda, religiosa de Nuestra Señora de Sión, figura fundamental en la evolución del diálogo entre judíos y cristianos en nuestro país. Su inolvidable entusiasmo y compromiso religioso marcó a toda una generación.


Aquel verano de 1971 fue sumamente tórrido y húmedo en Buenos Aires y ese “bochorno” que tan bien describe Mujica Lainez arrasó con la ciudad del plata, dejándola sumergida en una inercia tal que le costaba emerger. Sin embargo el clima que asustaba a tantos porteños no fue óbice para que la hermana Alda, miembro de la Congregación de Nuestra Señora de Sión, junto a otras dos religiosas, recalaran en estas tierras, tan parecidas por su clima pesado y agobiante a las del estado brasileño de Minas Gerais, que la vio nacer.
Entusiasmada por el llamado de monseñor Antonio Quarracino, traía consigo el corazón cargado de ternura e ilusiones para comenzar la labor para la cual había sido convocada: la imperiosa necesidad de hacer realidad en este suelo las resoluciones del documento Nostra aetate del Concilio Vaticano II. Tarea nada fácil, pero Alda –que poseía la sabiduría y humildad de los grandes– se entregó plenamente a la empresa que le había sido conferida. Las religiosas de Nuestra Señora de Sión tienen presente hoy como ayer que “viven en un mundo en el que se mezclan temor y esperanza, en donde crecen esclavitud y sed de libertad, violencia y esfuerzos de paz, en donde la fe es amenazada por la duda. Un mundo que está cerca y todavía lejos del Reino que viene en las realidades de nuestro tiempo y para combatir las fuerzas que, dentro y fuera de ellas, impiden su plena realización (…) Están llamadas a dar testimonio, con su vida, de la fidelidad de Dios a su amor por el pueblo judío y a las promesas que Él reveló a los patriarcas y a los profetas de Israel, para toda la humanidad. En Cristo se les da la certeza de su cumplimiento final” (Constituciones 12-13). Y la hermana Alda se dio a la tarea de restablecer aquí la relación de amistad y respeto que siempre debió (y debe) existir entre judíos y cristianos.

Comenzó su tarea junto a León Klenicki y los padres Jorge Mejía y Luis Rivas (hoy cardenal y monseñor, respectivamente). Se incorporó al Secretariado de Ecumenismo del episcopado y trabajó en estrecha coordinación con monseñor Guillermo Leaden, encargado del área. Son inolvidables sus enseñanzas en los encuentros anuales de catequesis, en los que abría, para la gran mayoría de los participantes, un nuevo mundo: el diálogo con el judaísmo. Comienza su obra con el apoyo de instituciones de renombre como el Instituto de Cultura Religiosa Superior, el Seminario Rabínico Latinoamericano, B’nai B’rith Argentina e ISEDET, entre otras. Se relaciona con centros de culto evangélicos y judíos, cuyos integrantes advierten su carisma, para dictar seminarios y clases. Y hasta formó parte del grupo de profesores del primer seminario de teología de nuestro país con orientación judeo cristiana, Nuestra Señora de Guadalupe, que fundara el sacerdote José Gallinger. A ellos pronto se sumarán la parroquia de San Patricio y las comunidades de Emanu-El y de Bet-El. Personalmente, tuve el agrado de conocerla en 1982, cuando comenzaba a convocar, en su departamento de la calle Córdoba, a un primer grupo de cristianos quienes, asombrados por lo expresado en el Concilio Vaticano II, deseábamos profundizar el tema. Con esa paciencia y ternura que la hacían única, intentaba abrir nuestras mentes y corazones con dirección al hermano entonces diferente y desconocido, acercando a judíos y cristianos hacia ese Dios que nos ama del mismo modo a todos y que, aún en las diferencias, todos debíamos respetar y amar.

Nos enseñó lo establecido en Nostra aetate sobre la religión judía y nos llevó a comprender que “la Iglesia de Cristo reconoce que los comienzos de su fe y de su elección se encuentran ya en los patriarcas, en Moisés y en los Profetas, conforme al misterio salvífico de Dios… por lo cual la Iglesia no puede olvidar que ha recibido la revelación del Antiguo Testamento por medio de aquel Pueblo con quien Dios, por su inefable misericordia, se dignó establecer la Antigua Alianza, ni puede olvidar que se nutre de la raíz del buen olivo, en que se han injertado las ramas del olivo silvestre que somos los gentiles”. La hermana Alda, sin presiones, nos recordó que “la Iglesia cree que Cristo, nuestra Paz, reconcilió por la Cruz a judíos y gentiles y que de ambos hizo una sola cosa en sí mismo”.


En especial, remarcó que “no se ha de señalar a los judíos como réprobos de Dios y malditos, como si esto se dedujera de las Sagradas Escrituras”. Y alentó a procurar “no enseñar cosa que no esté conforme con la verdad evangélica y con el espíritu de Cristo, tanto en la catequesis como en la predicación de la Palabra de Dios”.
¡Cuánto nuevo había que aprender! Y qué trabajo le costó a Alda lograr que cada uno de nosotros, sus alumnos, comprendiéramos e hiciéramos realidad en nuestras vidas todo lo novedoso que los padres conciliares nos marcaban, cuando por tanto tiempo habíamos sido educados en las antípodas. Lejos de amilanarse, nuestra amiga siguió su camino y formó, junto al rabino Reuben Nisenbom y al padre lourdista Andrés Bacqué, un grupo al que llamaron “Encuentro”–origen de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana–, con el objetivo de proseguir con la tarea hasta entonces realizada. Sin escandalizarnos, sin torcer voluntades, sin dejar de responder preguntas a veces inquisidoras, nos fue señalando un maravilloso camino, procediendo con prudencia, serenidad y cautela, pero con la firmeza que le era tan propia.

Así, nuestra querida “maestra” llegó a su tan ansiada meta: instalar en nuestra sociedad la semilla del diálogo entre judíos y cristianos, del conocimiento, de la amistad franca y sincera, sorteando el miedo del desconocimiento entre unos y otros, armonizando las relaciones muchas veces quebrantadas, superando las vallas del antisemitismo y forjando una nueva generación que, de alguna forma, fue legataria del inmenso tesoro que nos había entregado. Tesoro que sólo con el transcurso de los años aprendimos a valorar haciéndolo nuestro, de tal forma de seguir transmitiendo su legado, carisma de Sión, que es llamado a prevalecer a través del tiempo.

Como inertes espectadores, una vez más la vida nos puso frente a aquella vieja disputa filosófica entre las causalidades y casualidades, inexorable oxímoron, cuando el 12 de diciembre del año pasado, día de la Virgen de Guadalupe, el Señor la llevó consigo.


A nosotros nos queda su enseñanza, su ejemplo de vida, de católica comprometida, de mujer generosa y humilde que interpretó, tal vez como nadie, aquellas palabras del Tú y Yo de Martin Buber.


La autora es presidenta de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana (CAJC).

martes, 10 de mayo de 2011

INVITACION

Nuestra Institución como integrante del Diálogo Ciudadano
tiene al agrado de invitar a nuestro próximo encuentro:


Juan Pablo II, Beato de la Iglesia Católica Apostólica, Romana


Benedicto XVI proclamó Beato de la Iglesia Católica Apostólica Romana a Juan Pablo II, en la beatificación más multitudinaria de la historia de la Iglesia. Ante más de un millón de personas, según datos facilitados por el Vaticano, seis años y un mes después de su muerte, Juan Pablo II (1920-2005) fue elevado a la gloria de los altares por su sucesor, lo que no ocurría desde hacia mil años.
Judíos y Cristianos recibimos con enorme alegría esta noticia que nos llena de gozo sobre quien tanto hizo durante su pontificado por las relaciones entre judíos y cristianos.


Juan Pablo II: principal referencia de la bondad humana entre creyentes y no creyentes

Dr. Luis Xavier Grisanti

viernes 6 de mayo de 2011 12:00 AM


La vida de Karol Wojtyla trascendió la condición de líder de la Iglesia Católica para convertirse en la principal referencia de la bondad humana entre creyentes y no creyentes.


Pudo haber sido un designio de Dios el que el joven dramaturgo polaco que padeció los totalitarismos nazi-fascista y soviético, viniera al mundo para dejar un testimonio superior de paz y amor cuando la globalización secularista parecía renunciar al reino del bien y del espíritu como ejes de la presencia del hombre y la mujer en la tierra.

Juan Pablo II fue el primer Papa del siglo XXI, no sólo por la humanización del papado, por su ilustrado intelecto, por abrazar la era tecnológica o por sus viajes pastorales. Su pontificado ya tenía trascendencia histórica antes de que accediera al solio de Pedro en 1978.


Quién puede olvidar su acercamiento al judaísmo, cuando en 1986 visitó por primera vez en siglos el barrio judío de Roma y oró al lado del Rabino para afirmar la raíz común de ambas religiones; su reunión con el Dalai Lama en 2003; o sus encuentros ecuménicos con musulmanes y cristianos protestantes, anglicanos y ortodoxos. Sus 14 encíclicas son piezas esenciales de la doctrina social de la Iglesia. Evangelium Vitae, Centesimus Annus y Solicitudo Rei Socialis giran en torno de lo que será su mayor legado: el respeto sacrosan- to por la dignidad humana y la preeminencia de la libertad y los derechos humanos como valores que están por encima de sistemas políticos o económicos.

No dejó de recordar que la verdadera liberación de la Humanidad se halla en la revelación del espíritu en toda su capacidad creativa y no en la entronización de lo material y perecedero. Es este el significado de su beatificación.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Invitación

Invitamos muy especialmente a todos nuestros amigos a la inauguración de la Muestra de Arte, en la cual expondrá Lis Anselmi, integrante de la Comisión Directiva de nuestra institución.
Lleguen a ella y a todos los artistas que exponen, nuestras más calurosas felicitaciones.

Carta abierta de la Hna Martha Pelloni


Judíos y Cristianos coincidimos que el hombre recibió de Dios la Dignidad y la libertad personal frente a los demás y por consiguiente tiene derecho a ser respetado en ella.


El nuevo Derecho Social afianza los derechos y libertades del hombre, no como pretensiones jurídicas del mismo contra el Estado sino como intereses sociales que aspiran a la protección de los más débiles y a la limitación de los socialmente más poderosos.

Por ello no podemos permanecer indiferentes a la denuncia formulada por la Hna Martha Pelloni, en la carta damos a conocer,

"Como coordinadora de la Red Infancia Robada, visitando Formosa el 29, 30 y 31 de marzo en la ciudad de Clorinda con motivo de realizar una capacitación de trata, tráfico, explotación sexual de niños/as, adolescentes y droga pude conocer la realidad que manifesté en los medios de comunicación locales y que posteriormente Ud. Sr. Gobernador no solamente la negó sino que desautorizó nuestra presencia en los mismos medios con agravios e insultos.
Ante esta circunstancia comunico y hago partícipe de la denuncia pública a los miembros de la Asamblea permanente de DD.HH con quienes comparto desde una acción ejecutiva toda defensa de situaciones donde los Derechos Humanos son atropellados.

Por eso Sr. Gobernador quiero dejar plasmado una vez más lo que vi la tarde del 29 de marzo en Clorinda paseando por el puente internacional (La “Pasarela”).

La Gendarmería de ambos países estaban sentados tomando mate y ni siquiera pedían documentos. La oficina de Migraciones estaba cerrada. La gente cubría de un lado al otro varias calles, incluyendo el puente con puestos de celulares, todo tipo de electrónica, ropa, comestibles, calzado.

Los que nos acompañaban nos mostraron las puertas de los localcitos donde guardan la mercadería con una habitación para la prostitución de menores, que funciona allí mismo donde compran sexo los mismos mercaderes y pagan con un celular, zapatos, ropa etc.

Al costado del puente del lado de Paraguay, una gran clínica privada de un tal Martínez. No dudaron en decirnos del tráfico de órganos. Me hacía acordar a la frontera de Juárez en México. Un gran cartel de pared a pared decía “Dentista” pensé que con un somnífero podían pasar al paciente para el otro lado.

Particularmente me impresionó la cantidad de niños esclavos laborales porque no tenían más de 15 años. Niños mulas porque lo que llevan en el cuerpo por ley no se revisa. Llevaban grandes bolsas y cajas de mercadería en la espalda, cabeza y brazos. Dentro de 10 años no tienen riñones ni columna vertebral sana.

La droga va y viene, los mismos chicos y taxistas te muestran quiénes son los que venden y mandan pasar de un lado a otro.

Todo esto que le digo no sólo lo comenté durante la capacitación, sino que estaban todos los medios de comunicación presentes y más tarde volví a darles notas porque les interesaba; ya que la gente tiene miedo de hablar.

Los amenazan y les quitan el trabajo. No obstante hablaron de las sendas clandestinas de todo tipo de tráfico y nos mostraron algunas.

Cuando regresábamos, la oficina de Migraciones tenía la puerta abierta y vimos cajas con ropa en el piso todo revuelto y un hombre que al vernos nos cerró la puerta en la cara.

Al día siguiente como todo fue dicho en los medios, la gente que fue a verificar lo comentado, vieron la oficina abierta con la atención de un hombre de uniforme y sin las cajas de ropa en el piso.

Todo esto para que comparemos los grandes diálogos de nuestros políticos y sus discursos con las verdaderas decisiones que muestran la realidad que le describo.

Su personal de inteligencia que tenía presente en la sala de capacitación se extendía hacia fuera de la sala porque contábamos con la presencia de gente de los pueblos originarios y el sacerdote Francisco Nazar que fue seguido hasta el hotel donde tuvo que encarar con su custodio a quienes lo perseguían.

Ud. es conocedor de la denuncia y del pedido de Habeas Corpus que con posterioridad tuvo que hacer Francisco Nazar.

Su gobierno tiene instalada la corrupción institucional que destruye todo intento de democratización y saneamiento de la convivencia ciudadana. Con tantos años de gobierno ha matado la libertad de los formoseños con las armas más siniestras y cobardes de esgrimir: la mentira y la amenaza.


Martha Pelloni
DNI 4.091.820 - Goya. Ctes. Abril de 2011

lunes, 2 de mayo de 2011

Homenaje


La Confraternidad Argentina Judeo Cristiana rinde homenaje a las víctimas judías del régimen nazi, cruelmente asesinadas entre el 19 de abril y el 23 de mayo de 1943 al ser reprimido con tanques y lanzallamas el levantamiento del Ghetto de Varsovia, en la capital polaca.-



Lunes Abril 18 2011 (14 Nisan, 5771) "Cada 19 de abril se conmemora el Levantamiento del Ghetto de Varsovia, uno de los mayores actos de coraje de la historia, protagonizado por judíos que allí estaban recluidos durante la ocupación nazi en Polonia.

En este día, la humanidad recuerda a los mártires de entonces, que prefirieron morir con dignidad intentando una posibilidad de libertad.
Su fecha es cercana cada año a la Pascua Judía, Pesaj, que es una celebración de libertad, habiendo llegado en algunos casos a coincidir. Por eso en muchos hogares, junto al recuerdo del Pueblo de Dios que pudo salir de Egipto, se homenajea a quienes lo intentaron en la capital polaca, con la misma valentía que tuvo durante milenios el Pueblo Elegido.

La rebelión de Varsovia pasó a la historia como el ícono de la resistencia durante la Shoá, habiéndose convertido durante mucho tiempo en el hito de la recordación del Holocausto.


Es un grito de rebelión, de dignidad del ser humano; un símbolo, para toda la humanidad de la resistencia contra cualquier forma de opresión.


El 19 de abril de 1943, en pleno Pesaj, entre 500 y 700 combatientes judíos tomaron las armas, sorprendiendo a las fuerzas nazis, que no esperaban resistencia.


La lucha duró casi un mes, hasta el 16 de mayo, cuando los nazis se impusieron por su aplastante superioridad numérica y de armas
Los héroes del levantamiento viven hoy en la memoria de la humanidad, en cada grito de libertad que se eleva en cualquier parte del planeta, contra toda opresión.

Para ellos, nuestra memoria y el compromiso de no olvidarlos, pues están presentes en toda labor que se efectúa por la libertad y la dignidad del hombre, labor perenne que no admite demoras, por parte de todos los seres humanos libres del planeta: tanto los que ya lo son de regímenes opresores como aquellos que luchan por la dignidad, y ya han comenzado a ser libres en su corazón."


Alberto Auné
Fuente: knol.google.com