miércoles, 9 de marzo de 2011

Abraham Skorka, rabino argentino, aseguró que el testimonio del Papa ayuda al acercercamiento entre judíos y católicos.


El rabino de la Comunidad Benei Tikva en la Argentina, Abraham Skorka, afirmó hoy que las consideraciones sobre el juicio de Cristo contenidas en el segundo volumen del libro Jesús de Nazaret del Papa Benedicto XVI, “proyectan una luz muy grande para un acercamiento más fraterno entre judíos y católicos”.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Skorka consideró que en realidad, Benedicto XVI hizo “una reinterpretación tomando la historia de los últimos 2000 años de la lectura de los evangelios”.
Además, el religioso consideró que el testimonio pone fin al “germen del antisemitismo”, ya que deja sin argumentos a los que acusaban a los judíos como el “pueblo deicida”
“Desde el punto de vista político como Papa, hubo algunas manifestaciones que no fueron muy felices y que fueron por todos conocidas, pero desde el punto de vista de sus escritos teológicos son muy importantes para ahondar en la continuidad de un diálogo judeocristiano ya a nivel teológico”, agregó el rabino de la Comunidad Benei Tikva.“Que una figura como Benedicto XVI, siendo un hombre tan estricto en el cumplimiento de las normas, en el momento de su investigación, de análisis y de crítica bíblica arribe a esta decisión, evidentemente, éste escrito proyecta una luz muy grande para un acercamiento más fraterno entre judíos y católicos”, subrayó, por último, Skorka.

No hay comentarios: