jueves, 2 de diciembre de 2010

La celebración de Janucá, la fiesta de las luminarias


Janucá conmemora la victoria de la resistencia judía ante el ocupante griego, que había profanado el Segundo Templo. Según la tradición, Judas Macabeo y sus hermanos consiguieron reconquistar el Templo para restaurar nuevamente el culto al D's Unico. El día 25 del mes de Kislev los hijos de Israel vencieron a sus enemigos, destruyéndolos. Según la Torá (Lv 24,2-4) una lámpara perpetua debe brillar en el santuario, alimentada por el aceite del olivo virgen. Se relata que solo se encontró un frasco de aceite puro que tenía el sello del Sumo Sacerdote y que sólo alcanzaba para encender la menorá (el candelabro) del Templo un solo día. Sin embargo, con ese aceite pudieron encender la menorá durante ocho días, hasta que machacaron olivas y extrajeron nuevamente aceite puro. Este hecho significa una verdadera oportunidad para dar gracias por las maravillas que D's no deja de realizar a favor de su Pueblo. Tu eres bendito Señor, nuestro D's, Rey del mundo, que ha realizado milagros para nuestros padres en otros tiempos, en otra época......
Durante ocho días en todos los hogares, se enciende cada noche una lámpara en el candelabro de ocho brazos -la Januquiá-, que en la medida de lo posible debe verse desde el exterior. Así el Pueblo Judío da testimonio delante de las Naciones, del infinito poder de D's y de la Salvación otorgada a su pueblo y a toda la humanidad.
Hilel propuso que el primer día debía encenderse una luminaria, el segundo dos, y así sucesivamente hasta llegar al octavo día, con las luminarias encendidas.
¿Por qué? Pues porque cada día, uno debe encender una luz más en su vida y en la de su entorno, y no disminuirla con el paso del tiempo.
La enseñanza
Hay una multiplicidad de significados que podemos extraer de esta celebración. Algunos de ellos son los que referirían a cómo uno se posiciona en la vida, es decir, qué hace uno con su luz. ¿La mantiene? ¿La deja decaer en su oscuridad? ¿La aumenta e intensifica, dándole luz también a otras vidas?
Ello depende de cada uno de nosotros! Que el Señor ilumine nuestro discernimiento!
JAG SAMEAJ JANUCA !

No hay comentarios: