viernes, 12 de febrero de 2010

Recordando el 65 Aniversario de la Desaparición de Raoul Wallenberg


Raoul Gustav Wallenberg nace en el seno de una prestigiosa e influyente familia sueca el 4 de Agosto de 1912. Fue un diplomático sueco que ofrendó su vida trabajando incansablemente para salvar a miles de judíos húngaros en lo que fue sin dudarlo el martirio más grande del Siglo XX, la Shoá. Fue arrestado por los soviéticos, tras la entrada del Ejército Rojo en Budapest, el 17 de enero de 1945, alegando que era un espía de la Office of Strategic Services (OSS). Su martirio es hasta el día de hoy motivo de controversia.

Wallenberg fue llevado a la prisión de Lubyanka en Moscú junto con su chofer Langfelder y luego transferido a la prisión de Lefortovo por otros dos años.

Su entrega y el heroísmo con que vivió su vida, ofreciéndosela a quienes sufrían el atroz acontecimiento del Holocausto, ha trascendido el tiempo, quedando en la memoria de quienes siempre lo hemos admirado y de quienes trabajan en el mundo entero para que hechos tan terribles no vuelvan a repetirse jamás.

Fue reconocido como Justo de las Naciones por la organización israelí Yad Vashem.

Fue honrado como ciudadano honorario de los Estados Unidos en 1981.

La Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, se siente orgullosa que su entidad madre - Congreso Internacional de Cristianos y Judíos (ICCJ-) , conjuntamente con el Gobierno Sueco y el Reino Unido, hayan erigido la estatura en la Avenida Figueroa Alcorta, esquina Austria, lugar en el que todos los años entidades de nuestra comunidad, recuerden al héroe sueco.

Vaya a Raoul Wallenberg nuestro eterno homenaje, porque seguirá siendo ejemplo para todos los que tratamos de hacer vída la cita Bíblica: "¿Acaso yo soy el guardián de mi hermano?" Gn 4,9 . El la cumplió en toda su dimensión.

No hay comentarios: