miércoles, 21 de septiembre de 2016

El Papa Francisco visita Asís, tierra de San Francisco,




En preparación al encuentro que estamos preparando para el próximo Jueves  27 de octubre, a las 18,30, la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, La Orden de Frailes Menores (Padres Franciscanos) y Diálogo Ciudadano -Mesa de  Diálogo Interreligioso-,  les hacemos llegar algunos de los párrafos expresados por el Papa ayer, 20 de septiembre, en la tierra de San Francisco:
ASÍS, 20 Sep. 16 / 11:17 am (ACI).- El Papa Francisco dirigió un especial discurso a los participantes en la ciudad italiana de Asís por la Jornada Mundial de Oración por la Paz titulada “Sed de paz, religiones y culturas en diálogo”.
Entre otros comentarios, expresó: “Queridos hermanos y hermanas:
Os saludo con gran respeto y afecto, y os agradezco vuestra presencia….hemos venido a Asís como peregrinos en busca de paz. Llevamos dentro de nosotros y ponemos ante Dios las esperanzas y las angustias de muchos pueblos y personas. Tenemos sed de paz, queremos ser testigos de la paz, tenemos sobre todo necesidad de orar por la paz, porque la paz es un don de Dios y a nosotros nos corresponde invocarla, acogerla y construirla cada día con su ayuda.
«Bienaventurados los que trabajan por la paz» (Mt 5,9). Muchos de vosotros habéis recorrido un largo camino para llegar a este lugar bendito. Salir, ponerse en camino, encontrarse juntos, trabajar por la paz: no sólo son movimientos físicos, sino sobre todo del espíritu, son respuestas espirituales concretas para superar la cerrazón abriéndose a Dios y a los hermanos.
Dios nos lo pide, exhortándonos a afrontar la gran enfermedad de nuestro tiempo: la indiferencia. Es un virus que paraliza, que vuelve inertes e insensibles, una enfermedad que ataca el centro mismo de la religiosidad, provocando un nuevo y triste paganismo: el paganismo de la indiferencia.
No podemos permanecer indiferentes. Hoy el mundo tiene una ardiente sed de paz. En muchos países se sufre por las guerras, con frecuencia olvidadas, pero que son siempre causa de sufrimiento y de pobreza. En Lesbos, con el querido Hermano y Patriarca ecuménico Bartolomé, hemos visto en los ojos de los refugiados el dolor de la guerra, la angustia de pueblos sedientos de paz.
Pienso en las familias, cuyas vidas han sido alteradas; en los niños, que en su vida sólo han conocido la violencia; en los ancianos, obligados a abandonar sus tierras: todos ellos tienen una gran sed de paz. No queremos que estas tragedias caigan en el olvido. Juntos deseamos dar voz a los que sufren, a los que no tienen voz y no son escuchados. Ellos saben bien, a menudo mejor que los poderosos, que no hay futuro en la guerra y que la violencia de las armas destruye la alegría de la vida.
Nosotros no tenemos armas. Pero creemos en la fuerza mansa y humilde de la oración. En esta jornada, la sed de paz se ha transformado en una invocación a Dios, para que cesen las guerras, el terrorismo y la violencia. La paz que invocamos desde Asís no es una simple protesta contra la guerra, ni siquiera «el resultado de negociaciones, compromisos políticos o acuerdos económicos, sino resultado de la oración» (JUAN PABLO II, Discurso, Basílica de Santa María de los Ángeles, 27 octubre 1986, fuente de la comunión, el agua clara de la paz, que anhela la humanidad: ella no puede brotar de los desiertos del orgullo y de los intereses particulares, de las tierras áridas del beneficio a cualquier precio y del comercio de las armas.
Nuestras tradiciones religiosas son diversas. Pero la diferencia no es para nosotros motivo de conflicto, de polémica o de frío desapego. Hoy no hemos orado los unos contra los otros, como por desgracia ha sucedido algunas veces en la historia. Por el contrario, sin sincretismos y sin relativismos, hemos rezado los unos con los otros, los unos por los otros.
“….Continuando el camino iniciado hace treinta años en Asís, donde está viva la memoria de aquel hombre de Dios y de paz que fue san Francisco, «reunidos aquí una vez más, afirmamos que quien utiliza la religión para fomentar la violencia contradice su inspiración más auténtica y profunda»
No nos cansamos de repetir que nunca se puede usar el nombre de Dios para justificar la violencia. Sólo la paz es santa y no la guerra. Hoy hemos implorado el don santo de la paz. Hemos orado para que las conciencias se movilicen y defiendan la sacralidad de la vida humana, promuevan la paz entre los pueblos y cuiden la creación, nuestra casa común.
La oración y la colaboración concreta nos ayudan a no quedar encerrados en la lógica del conflicto y a rechazar las actitudes rebeldes de los que sólo saben protestar y enfadarse. La oración y la voluntad de colaborar nos comprometen a buscar una paz verdadera, no ilusoria: no la tranquilidad de quien esquiva las dificultades y mira hacia otro lado, cuando no se tocan sus intereses; no el cinismo de quien se lava las manos cuando los problemas no son suyos; no el enfoque virtual de quien juzga todo y a todos desde el teclado de un ordenador, sin abrir los ojos a las necesidades de los hermanos ni ensuciarse las manos para ayudar a quien tiene necesidad.
Nuestro camino es el de sumergirnos en las situaciones y poner en el primer lugar a los que sufren; el de afrontar los conflictos y sanarlos desde dentro; el de recorrer con coherencia el camino del bien, rechazando los atajos del mal; el de poner en marcha pacientemente procesos de paz, con la ayuda de Dios y con la buena voluntad.
Paz, un hilo de esperanza, que une la tierra con el cielo, una palabra tan sencilla y difícil al mismo tiempo. Paz quiere decir Perdón que, fruto de la conversión y de la oración, nace de dentro y, en nombre de Dios, hace que se puedan sanar las heridas del pasado. Paz significa Acogida, disponibilidad para el diálogo, superación de la cerrazón, que no son estrategias de seguridad, sino puentes sobre el vacío. Paz quiere decir Colaboración, intercambio vivo y concreto con el otro, que es un don y no un problema, un hermano con quien tratar de construir un mundo mejor.
Paz significa Educación: una llamada a aprender cada día el difícil arte de la comunión, a adquirir la cultura del encuentro, purificando la conciencia de toda tentación de violencia y de rigidez, contrarias al nombre de Dios y a la dignidad del hombre.
Aquí, nosotros, unidos y en paz, creemos y esperamos en un mundo fraterno. Deseamos que los hombres y las mujeres de religiones diferentes, allá donde se encuentren, se reúnan y susciten concordia, especialmente donde hay conflictos. Nuestro futuro es el de vivir juntos. Por eso, estamos llamados a liberarnos de las pesadas cargas de la desconfianza, de los fundamentalismos y del odio. Que los creyentes sean artesanos de paz invocando a Dios y trabajando por los hombres.
Y nosotros, como Responsables religiosos, estamos llamados a ser sólidos puentes de diálogo, mediadores creativos de paz. Nos dirigimos también a quienes tienen la más alta responsabilidad al servicio de los pueblos, a los Líderes de las Naciones, para que no se cansen de buscar y promover caminos de paz, mirando más allá de los intereses particulares y del momento: que no quede sin respuesta la llamada de Dios a las conciencias, el grito de paz de los pobres y las buenas esperanzas de las jóvenes generaciones. Aquí, hace treinta años, San Juan Pablo II dijo: «La paz es una cantera abierta a todos y no solamente a los especialistas, sabios y estrategas. La paz es una responsabilidad universal» (Discurso, Plaza de la Basílica inferior de San Francisco, 27 octubre 1986: l.c., 11).
Hermanos y hermanas, asumamos esta responsabilidad, reafirmemos hoy nuestro sí a ser, todos juntos, constructores de la paz que Dios quiere y de la que la humanidad está sedienta

domingo, 11 de septiembre de 2016

El Centro Islámico de la Rca. Argentina ha invitado a la Confraternidad Arg. Judeo Cristiana a celebrar con ellos el Id al Adha al Mubarak, Fiesta del Sacrificio




El CIRA, nos ha invitado a participar de la Fiesta del Sacrificio, hoy 12 de septiembre.
Agradecemos profundamente a sus autoridades y a nuestros hermanos Musulmanes, tal gesto, en tan trascendente  fecha.
Esta Festividad  es celebrada en honor al profeta Abraham, conmemorando así el momento cuando intentó sacrificar a su hijo Ismael como prueba de su lealtad a Dios. El Eid al-Adha podría traducirse como "celebración del sacrificio", que es representada por los musulmanes de todo el mundo con la ofrenda de un sacrificio animal como una acción de gratitud para Dios por salvar la vida del hijo del profeta. Esta festividad, conocida también como la Pascua musulmana, comienza con un rezo comunitario a las 9.00 de la mañana en La Meca, algo que ocurre sólo dos veces al año: al final del Ramadán y el día del Sacrificio del Cordero. Después siguen una serie de rezos, ceremonias y plegarias personales de los peregrinos hasta que llega el momento de ir al matadero a reservar un cordero.La tradición tiene también una parte humana y de ayuda al prójimo. Significa asimismo un cambio en la actitud personal del ser humano, hacia la  humanidad toda. Un renacer en buenas obras.

“No es justo identificar al Islam con la violencia”

Declaraciones del Papa Francisco, en su vuelo de regreso de Cracovia a Roma. 

“En el nombre de Dios, El Clemente, El Misericordioso

El Centro Islámico de la República Argentina adhiere y acompaña el concepto sobre el Islam del Papa Francisco. Sus palabras pronunciadas ayer domingo en su vuelo de regreso desde Cracovia a Roma son sumamente elocuentes: “Creo que no es justo identificar al Islam con la violencia, esto no es justo y no es verdadero”. 

Mismo concepto que el Centro Islámico viene comunicando cuando se consuman hechos de violencia en cualquier parte del mundo. El Islam es paz, justicia y comprensión y desde hace 14 siglos tiende puentes de diálogo con todas las culturas y religiones. 
El Generoso Corán exalta el encuentro y la interacción entre todos los pueblos de la Tierra para conformar una comunidad donde prevalezca el bien común, la solidaridad y el entendimiento: «Os hemos convertido en pueblos y naciones para que os podáis conocer mutuamente. Sin duda el más noble, el más honorable de vosotros ante Dios es aquel que es el mejor en la piedad, la rectitud y la reverencia hacia Dios. Sin duda Dios es Omnisapiente, el Consciente de todo.» (Al-Huyurat, “Las habitaciones privadas”, 49:13).
La CAJC, saluda al CIRA, en estas Festividades, celebrando el seguir trabajando junto a ellos en pos de la fraternidad humana y de la Paz del mundo.

miércoles, 24 de agosto de 2016

Diálogo Ciudadano




Reunión Plenaria realizada el jueves 18 de Agosto, en la sede de la Conferencia Episcopal Argentina.

La CAJC, como integrante del DC, estuvo presente en la ocasión

El rol de la Sociedad Civil frente a las Adicciones y  la Seguridad en la Argentina y la Región

Eleonora Nazar- Julio Fumagalli

La Jornada tuvo como objetivo promover el acercamiento entre las Autoridades Públicas y las Organizaciones de la Sociedad Civil para difundir las distintas iniciativas que las primeras se encuentran llevando adelante desde el Estado a nivel local e internacional en materia de prevención de adicciones y seguridad, y ver como las instituciones públicas y las de la sociedad civil pueden articular sus trabajos en forma más efectiva.
En primer lugar, la Dra Caamaño, a cargo de la Subsecretaria de Participación Ciudadana compartió lo realizado en las poblaciones vulnerables, en particular en la villa 31 en materia de hacer efectiva la presencia del Estado allí. La estrategia de intervención se encuentra apoyada por las fuerzas de seguridad, para brindar las condiciones necesarias para el desarrollo de actividades deportivas, de  actuación y otras actividades culturales logrando que  los pobladores se acerquen, dialoguen y expresen sus necesidades, evitando sobresaltos y sorpresas a lo largo de su desarrollo.
Compartió la obtención de resultados muy positivos y el alto grado de involucramiento de las distintas comunidades, con las que se viene desarrollando un programa caracterizado por visitas más seguidas en forma semanal, forjando relaciones con las mismas.

En segundo término el ex Diputado Fernando Iglesias, presentó la iniciativa impulsada desde la Coalición COPLA, cuyo objetivo es el de promover la conformación de la  Corte Latinoamericana y del Caribe contra el Crimen Transnacional Organizado para combatir y perseguir el accionar de las organizaciones criminales y mafiosas que han convertido a Latino América en la región más violenta del Mundo.

Por su parte, el Lic. Damián Paz  de la Secretaria de Seguridad Interior disertó sobre el Consejo de la Sociedad Civil para la Seguridad impulsado desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, mencionando que ya se han realizado una serie de encuentros, a partir de los cuales pudieron tomar conocimiento con mayor detalle de las necesidades de seguridad que poseen las empresas, las asociaciones, los ciudadanos en su actuar diario y explicar como se encuentran encarando los problemas puntuales de inseguridad.

Finalmente, el Dr. Wilbur Ricardo Grimson, Médico especializado en Adicciones, quien ha sido Presidente de la Federación de Organizaciones de Adicciones, y ex Secretario del SEDRONAR,nos explicó cómo el consumo de drogas ilícitas y de alcohol es deteriorante de la salud, cómo los  padres se escapan de su responsabilidad, se declaran autoincapaces  y la escuela que debería a través de la educación mostrar las efectos destructivos en el cerebro, todavía no lo hace.
Considera que para atacar este flagelo debe hacerse  un trabajo integral: salud, educación, prevención y que sería altamente necesario que el Sr. Presidente de la Nación Argentina lo  tomara  como una causa prioritaria en forma personal.

martes, 23 de agosto de 2016

FORO, BUENOS AIRES, CIUDAD DEL ENCUENTRO Y DEL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO






Los días 10 y 11 de agosto se realizó en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, el Foro “Buenos Aires, Ciudad del Encuentro y Diálogo Interreligioso: Aportes de la Ciudad de Buenos Aires en el Año del Bicentenario”, organizado por la Dirección General de Cultos del Gobierno de la Ciudad.

La inauguración se realizó en el Salón Dorado de la Legislatura con la presencia de Autoridades de la Secretaría de Culto de la Nación y de la Dirección de Cultos del Gobierno de la Ciudad.

Fueron dos días de intensa labor, generándose espacios de diálogo respetuoso y fraterno, donde todas  las religiones y cosmovisiones estuvieron presentes en el intercambio del  mutuo conocimiento.

Días para aprender, profundizar, respetarse y rescatar los valores que muchas veces aparecen como desdibujados en nuestra sociedad.

Todo nuestro agradecimiento por haber sido convocados a participar de estos dos días, que nos recordaron las palabras de Francisco: “Sabemos cuánta violencia ha desencadenado en la historia reciente el intento de eliminar a Dios y a lo divino del horizonte de la humanidad", advirtiéndonos  asimismo, sobre el valor de dar testimonio en nuestras sociedades de la apertura originaria a la trascendencia que está grabada en el corazón del ser humano".
  


martes, 9 de agosto de 2016

Atentado suicida en un hospital en Pakistán


María Grandoli de Hrubisko

Un atacante suicida apuntó ayer lunes 10 de agosto, a un grupo de personas reunidas ante el Hospital Civil de Quetta, para expresar su dolor por el asesinato cometido pocas horas antes de un abogado de la región, que había sido llevado a ese centro de salud, tras ser tiroteado.

Al menos 70 personas murieron y más de 100 resultaron heridas.

Otro hecho deplorable y una vez más, la violencia y el odio conducen solamente al sufrimiento y a la destrucción.

Que la valentía de  Malala Yousafsai, nos inspiren en estos momentos aciagos y nos ayuden   conseguir una  Paz duradera

"Si se quiere acabar la guerra con otra guerra nunca se alcanzará la paz. El dinero gastado en tanques, en armas y soldados se debe gastar en libros, lápices, escuelas y profesores".

“Los terroristas pensaban que podrían cambiar mis objetivos y frenar mis ambiciones, pero nada cambiará mi vida excepto esto: la debilidad, el miedo y la desesperanza.
La fuerza, el poder y el valor nacieron”.


Malala Yousafzai – Premio Nobel de la Paz