jueves, 16 de mayo de 2019


Ante  la convocatoria del Poder Ejecutivo a un diálogo en busca de acuerdos básicos, el Diálogo Ciudadano, compuesto por organizaciones de la sociedad argentina, que incluyen una gran diversidad de asociaciones y fundaciones sociales, académicas, gremiales y religiosas, no puede permanecer indiferente ni dejar de expresar su firme postura al respecto.
Estamos convencidos que el diálogo permanente es una herramienta fundamental para lograr el progreso de nuestra nación, disminuyendo las tensiones, resolviendo conflictos y buscando consensos entre todos los estamentos de la sociedad.
Por ello apoyamos la convocatoria lanzada por el Gobierno Nacional, invitando a todos los ciudadanos  a dejar de lado los intereses individuales que tanto nos han separado, a encontrar alternativas capaces de solucionar los conflictos que hoy estamos viviendo, a ejercitar una vez por todas el intercambio sincero, profundo, pensando en ”el otro” como un ser único e irrepetible.
Recordando las palabras de Juan XXIII en su encíclica “Pacem in Terris” …la convivencia humana es y tiene que ser considerada, sobre todo, como una realidad espiritual, como comunicación de conocimientos a la luz de la verdad, como ejercicio de derechos y cumplimiento de obligaciones, como impulso y reclamo hacia el bien moral, como noble disfrute en común de la belleza en sus legítimas expresiones…”
Estos conceptos nos abarcan a todos y a cada uno de los ciudadanos de nuestro país, a quienes tienen la responsabilidad legítima de ejercer la función pública y a quienes son oposición, para que unidos desde el respeto seamos capaces de zanjar las diferencias que nos separan pensando en una patria grande y en el bienestar de quienes habitan en ella.
El fortalecimiento de la sociedad y la preponderancia de los valores humanos y republicanos expresados en nuestra Constitución Nacional son posibles a través de un diálogo maduro, veraz, abierto y generoso. Estos son vitales para la convivencia y para que un pueblo progrese en paz, libertad y prosperidad.
Por el Diálogo Ciudadano, al servicio de estos fines.

Mesa Coordinadora
 Daniel H.Martini-DEPLAI-Departamento de Laicos
Pino Scarfuro-DEPLAI-Departamento de Laicos
Silvia C. Callegaro-DEPLAI-FOPAZ-Educación, Ciencia y Cultura de paz
Martha de Antueno-CAJC-Confraternidad Argentina Judeo Cristiana
María Martha Herz-Fundación OSDE
Sofía Laferrere-Fundación Americana para la Educación
Marie Louise Martin- Fundación Americana para la Educación
Julio Fumagalli Macrae-Club del Progreso
Daniel Grinstein-Fundación Plus
Norberto Pazos –CAI-Centro Argentino de Ingenieros
Jorge Brugnoli- Fundación Plus

jueves, 9 de mayo de 2019

ACTIVIDAD DE LA CAJC EN UN INSTITUTO DE FORMACIÓN DOCENTE EN SAN ISIDRO




Pensando en las religiones, creo que más allá de las diferencias y puntos de vista distintos, un primer aporte fundamental al mundo de hoy es el de ser capaces de mostrar la fecundidad de un diálogo constructivo para encontrar entre todos, las mejores soluciones a los problemas que nos afectan a todos”.
Estas palabras del Papa Francisco, en ocasión del Foro Interreligioso G20 llevado a cabo en Argentina en el 2018, dieron su fruto en el encuentro realizado en el Instituto de Formación Docente Carmen Arriola de Marín el pasado 29 de abril con representantes de distintas tradiciones religiosas.
Los y las estudiantes del profesorado de enseñanza primaria tuvieron la ocasión de participar de un panel interreligioso como corolario de una investigación grupal acerca de las religiones y sus aportes en el siglo XXI propuesta por la Profesora Andrea Sánchez Ruiz, organizado por la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana.
Participaron del encuentro la Lic. Nancy Falcón Directora Ejecutiva del Centro de Diálogo Intercultural Alba, el Arq. Boris Kalnicki por el judaísmo; y Adi Yajña Das y Shesha Das monjes Hare Krishna.
Después de una presentación general de los panelistas los y las estudiantes iniciaron un diálogo fecundo que mostró la relevancia de visibilizar la riqueza de encuentro en el que si bien se manifestaron las diferencias de cada credo, se reconoció la voluntad de construir una casa común donde todos podamos crecer y florecer en justicia y paz.
Prof. Andrea Sánchez Ruiz


viernes, 3 de mayo de 2019

María en la Biblia y en el Corán


Para seguir aprendiendo juntos, uno de los objetivos de nuestra institución. Invitamos muy especialmente a la charla que, junto con el Centro Intercultural Alba hemos organizado para el próximo  jueves 09 de Mayo a las 18,45 en Paraguay 1385, CABA.   
“La fuerte convicción de que  las enseñanzas verdaderas de las religiones invitan a permanecer anclados en los valores de la Paz; a sostener los valores del conocimiento recíproco, de la fraternidad humana y de la convivencia común; a
restablecer la sabiduría, la justicia y la caridad y a despertar el sentido de la religiosidad”

Abu Dabi, 4 de febrero de 2019
SS Papa Francisco- Gran Imán de Al-Azhar, Ahmad Al-Tayyeb

martes, 23 de abril de 2019

OTRA VEZ EL HORROR



Otra vez el horror...
La locura que hace su cosecha de muerte y desolación el domingo de Pascua...
Domingo que proclama a toda voz la alegría de la vida que ha vencido a la muerte, en todos los credos que se nutren del mensaje de fraternidad que hermana a cada uno de los seres que convivimos en la tierra.
La Confraternidad Argentina Judeo Cristiana –CAJC-,  expresa su  profundo dolor y su más fuerte repudio ante el atentado perpetrado en Ceylán, hace pocos días y que enlutó por igual no sólo a las distintas comunidades afectadas sino también y al mundo entero.
¿Hasta cuando la locura asesina por motivos religiosos o políticos se cobrará vidas inocentes? ¿Es acaso la muerte y la destrucción el arma de las disidencias y las diferencias entre las personas y las naciones?
Poco nos queda a quienes somos espectadores dolientes y obligadamente espectadores pasivos de las masacres que se repiten con aterradora frecuencia, más que unirnos en el repudio, hermanarnos en la plegaria para que cese la crueldad que asesina, los atentados que destruyen, que siembran venganza, atizan el odio y destruyen los lazos que deberían unir a todos los hombres y mujeres que desean la paz y la convivencia desde sus perspectivas individuales respecto de su posición frente Dios y como corolario, hacia toda la humanidad.
Que el Señor resucitado, dueño de la vida y de la muerte, cambie los corazones, remueva las conciencias y nos de la paz que el mundo reclama con  ansiedad y anhelo. 
Cristina Calatroni de Lerner y
COMISIÓN DIRECTIVA



PARA REFLEXIONAR SOBRE LA PASCUAL CRISTIANA Y LA PASCUA JUDÍA



Laerte Martínez

Los Cuatro Evangelios lo dicen claramente: en este día jueves,  Jesús compartió con sus discípulos su último Seder de Pesaj (le llaman fiesta de los Azimos -pan sin levadura-) y modificó la Hagada introduciendo el nuevo ritual de la matza y del vino ("esto es mi cuepo, ....esta es mi sangre").-  
El cristianismo, en un sutil gesto antisemita, la denominó "última cena" (no se desde que momento de la historia).-  Y este es el inicio del ritual cristiano mas importante:  la Santa Misa.- Pero nos olvidamos de su profunda raíz judía, aún en los detalles "materiales":  la Hostia es Matza y el Vino es un Vino especial, rigurosamente elaborado (Vino de Misa) que puede ser asumido como un vino "Kosher".-
En estos  días, nos unimos, también, con la tradición judía, en celebrar la libertad, que va más allá de recordar la liberación histórica de la esclavitud en Egipto.- 
Los cristianos celebramos que Jesús, con su sufrimiento y muerte, nos liberó de otra esclavitud:  la esclavitud del pecado, la esclavitud de todos nuestros errores y maldades.- 
Y esta liberación del pecado, no la celebramos solo el Jueves de Semana Santa, sino que cada día, al celebrar la Santa Misa renovamos misteriosamente la pasión, muerte y resurrección de Jesús;  cada día celebramos Pascua.-  
Esta celebración diaria NO es una "rememoración" o "conmemoración" como cuando homenajeamos a un prócer, sino  que es una Nueva Realidad  que se vive sobre el altar:  cada día Jesús se hace presente ahí, misteriosamente.-

Hag Pesaj Sameaj - Felices Pascuas


PASCUA JUDIA Y CRISTIANA EN SAN IDELFONSO


El 09 de abril se llevó a cabo en la Parroquia de San Ildefonso, CABA, la reunión cuya invitación oportunamente les hiciéramos llegar.
Deseamos agradecer a todos el haber  participado de nuestra invitación desde que el Templo estuvo colmado de personas ansiosas de recibir el mensaje que deseábamos transmitir, en este mundo tan agitado por el quehacer cotidiano que muchas veces nos hace perder el horizontes de nuestras vidas.
Fue realmente maravilloso volver sobre nuestros pasos y acercarnos poco a poco al momento en que comenzó todo para los primeros cristianos y aproximarnos al Misterio de la Resurrección y darnos cuenta a través del relato de los oradores José Luis D’Amico y Daniel Levín, que todo tuvo su origen en un tronco común. La noche  apacible y serena de abril que nos acompañó, nos hizo pensar desde que lugar cada uno de los asistentes deberíamos comenzar a renovarnos para festejar con alegría la liberación que compartimos cristianos y judíos en el camino hacia la libertad de un Pueblo que sufre y que desea asumir esa libertad con dignidad y compromiso. El relato intercalado de Daniel y José Luis a medida que avanzaban en sus comentarios hizo mucho más interesante e instructivo lo relacionado con la celebración de ambas Pascuas, la judía y la cristiana y los asistentes fuimos descubriendo nuevamente todo lo que nos une a unos y otros. También fue sumamente enriquecedor la asistencia de personas de otras religiones que nos acompañaron en el encuentro , porque se puso de manifiesto el deseo de conocernos entre todos y aprender los unos de los otros en un ida y vuelta que resultó mágico y profundo. Al Pbro. Carlos White, párroco de San Ildefonso y a su comunidad, todo nuestro agradecimiento porque nos sentimos  en “nuestra casa”, la “Casa Común” que nos guarda y nos protege. Una noche inolvidable donde regresamos a nuestros hogares con el deseo de compartir, de seguir aprendiendo, de renovar nuestra vida interior , porque nos estremecimos ante las palabras puestas en canto del “Shalom Aleijem”,  “La Paz esté con vosotros”
Martha de Antueno


viernes, 12 de abril de 2019

Y relatarás a tu hijo…. “Bejol dor vador “ en cada generación recordarás La salida de Egipto.



     Pesaj es conocida como la "fiesta de la libertad", ya que conmemora el Éxodo judío de Egipto luego de 400 años de esclavitud en Egipto, relatado en el libro bíblico del Éxodo. El pueblo hebreo ve en el relato el hito que marca el nacimiento del pueblo como tal. 
        La festividad es uno de los Sheloshet Haregalim (en hebreo Los tres peregrinajes),  nombre dado a las tres festividades judías que forman un ciclo: Pesaj, Shavuot y Sucot, durante las cuales el pueblo acostumbraba a peregrinar al Templo de Jerusalén y llevar ofrendas.
Las tres festividades son prescriptas por el texto bíblico, y están fuertemente ligadas a lo estaciones del año y a la vida agrícola. Podemos hacer un paralelo entre las tres estaciones, el nacimiento del pueblo hebreo y su constitución como pueblo en Shavuot con la recepción de la Ley en Monte Sinaí, y el ciclo de vida del hombre.
Pesaj: La Pascua Judía, que en la tierra de Israel se celebra en  primavera.
Shavuot: La festividad de Las semanas (7 semanas desde Pesaj),  como Pentecostés, que se celebra  en verano. También llamada Jag Habikurim, la fiesta de recolección de los frutos de la tierra.
Sucot: La fiesta de la Cabañas o de los Tabernáculos que se celebra  en otoño, en recuerdo a las cabañas en las cuales vivieron los hebreos en el desierto.
       La festividad  de Pesaj dura ocho días y durante la misma está prohibida la ingestión de alimentos derivados de cereales (trigo, cebada, centeno, avena) llamados en hebreo Jametz (la raíz de la palabra indica “fermentación”).
     En la primera noche se celebra el Seder, una cena ritual festiva, celebrada en familia con la activa participación de los niños.  La palabra Seder significa orden. Es un comida ritual celebrada de la misma manera hace generaciones, acompañada por un orden especifico de servicio de acuerdo a un pequeño libro que se lee durante la cena, llamado Hagadá (literalmente significa Relato). En este libro se encuentran el relato de la salida de Egipto, las bendiciones  que deban recitarse y  las canciones de Pesaj que los niños aprenden desde chicos.  Cada uno de los comensales tiene la Hagadá para poder participar activamente en el Seder, cantando, contando anécdotas y relatos.  
     Durante los ocho días de Pesaj se come solamente Matzá (pan ázimo) .       Rememora la prisa con que nuestros padres debieron abandonar Egipto, de manera que la masa “no tuvo tiempo suficiente para leudar” y simboliza “el pan de nuestra pobreza”… A diferencia de la matzá, el pan es hinchado, inflado, se llena de espacio vacío, tal como el orgullo que llena de vacío a los hombres. Representa la humildad, pues permite ser libre, en tanto que el orgullo es otra de las cadenas que retienen a la persona en la esclavitud de Mitzraim (Egipto). Durante la Festividad, está prohibido ingerir alimentos que leuden o fermenten.
   La persona libre elige, y de acuerdo a su decisión obtiene los resultados. Los esclavos que salieron de Egipto se constituyeron como pueblo al asumir la responsabilidad de recibir las tablas de ley y elegir su propio destino, guiados por Dios y liderados por Moisés.
    Y le relatarás a tu hijo para que sepa que en cada generación siguen existiendo los Faraones que esclavizan,  sigue habiendo hambre y pobreza y tenemos que recordarlo para poder luchar en contra de estas plagas.  También existen nuestros Faraones interiores  que nos esclavizan y no nos dejan crecer.
Pesaj es el pasaje de la esclavitud a la libertad, tiempo de preguntar y recordar, tiempo de compartir en familia y en sociedad la paz y la armonía. 
Jag Pesaj Sameaj ¡!!!!!!!!! 
Prof. Bimba Brenner           
Depto. Interreligioso de la Comunidad  judía Lamroth Hakol