lunes, 1 de septiembre de 2014

EN EL MARCO DEL CONGRESO ICCJ-BS. AS. 2014-


aica.org . Miércoles 20 de Agosto de 2014

Mons. Malfa habló en un encuentro de diálogo judeo-cristiano

Buenos Aires (AICA): Al abrirse una reunión internacional de diálogo judeo-cristiano que se realiza en Buenos Aires, el obispo de Chascomús y presidente de la Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones, monseñor Carlos Malfa, llevó el saludo del Episcopado, así como del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) que, dijo, “ve en esta conferencia nuevos horizontes de esperanzas”. El encuentro es organizado por el International Council of Christians and Jews (Consejo Internacional de Cristianos y Judíos), que preside la Dra. Debbie Weisman, de Jerusalén, y la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, que preside Martha de Antueno. Ambas dirigentes hablaron en la inauguración, donde compartieron el estrado con el subsecretario de Culto, Juan Landaburu; el presidente de la Conferencia, rabino Abraham Skorka; el obispo metodista Frank de Nully Brown, y monseñor Malfa La reunión se extenderá hasta mañana en el hotel Abasto. Mons. Malfa pidió un minuto de silencio y oración por la paz en Medio Oriente.

Monseñor Malfa expresó el reconocimiento de que esa conferencia se realice “en nuestra Patria, donde el diálogo judeo-cristiano tiene una larga y fresca tradición que se renueva constantemente y que más allá de los documentos, llevó al encuentro en la vida cotidiana que en su momento el cardenal Bergoglio, hoy el papa Francisco, con su palabra y sobre todo con sus gestos siempre estimuló”.

El prelado invitó al público que colmaba el salón a hacer un minuto de silencio para “que se haga oración por la paz en Medio Oriente, que la tregua de estos días prepare y abra caminos para la paz con la que todo se gana, teniendo presente también la crítica situación en Irak y Ucrania”.

“Silencio que se haga memoria orante de todas las víctimas inocentes, mártires por la paz –añadió-. Silencio para que el trágico y sangriento conflicto entre israelíes y palestinos sea un renovado, fuerte y urgente llamado al diálogo entre las religiones de Abram: judía, cristiana, islámica pues no puede haber paz en el mundo si esta no existe entre las diferentes religiones.”

Entre otras autoridades, por la Iglesia Católica asistieron al acto inaugural el padre Norberto Hoffmann SDB, secretario de la comisión de la Santa Sede para las relaciones con los judíos; el arzobispo Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina (UCA); el obispo de Minas, Uruguay, monseñor Jaime Fuentes, y el vicario del Opus Dei en la Argentina, monseñor Mariano Fazio. Asistió el director de Cultos de la Ciudad de Buenos Aires, doctor Alfredo Abriani.

En las diversas sesiones plenarias y talleres exponen, entre otros, el ex secretario de Culto Norberto Padilla, los rabinos Alejandro Avruj, Miguel Schlesinger y Ernesto Yattah, los pastores Pablo Andiñach y Néstor Míguez, el presbítero Fernando Giannetti y los profesores John Pawlikowski, Heidi Hadsell, Roberto Bosca y Philip A. Cunningham.

Las sesiones se extenderán hoy y mañana en el hotel Abasto, donde mañana, a las 15 se realizará la sesión de clausura.+

TEXTO COMPLETO DE LAS PALABRAS DE MONSEÑOR CARLOS H MALFA:

Queridos hermanos y hermanas: ante todo permítanme invitarlos a que hagamos un instante de silencio. Silencio que se haga oración por la Paz en Medio Oriente, que la tregua de estos días prepare y abra caminos para la paz con la que todo se gana, teniendo presente también la crítica situación en Irak y Ucrania.

Silencio que se haga memoria orante de todas las víctimas inocentes, mártires por la paz.
Silencio para que el trágico y sangriento conflicto entre israelíes y palestinos sea un renovado, fuerte y urgente llamado al diálogo entre las religiones de Abram: judía, cristiana, islámica pues no puede haber paz en el mundo si esta no existe entre las diferentes religiones.

Nos unimos a la oración del Papa Francisco:
“Ahora, Señor, ayúdanos Tú. Danos Tú la paz, enséñanos Tú la paz, guíanos Tú hacia la paz. Abre nuestros ojos y nuestro corazón y danos el valor de decir: «¡nunca más la guerra!»; «¡con la guerra todo se destruye!». Infunde en nosotros el valor de realizar gestos concretos para construir la paz... Haznos disponibles para escuchar el grito de nuestros ciudadanos que nos piden que nuestras armas se transformen en instrumentos de paz, nuestros miedos en confianza y nuestras tensiones en perdón. Amén” (Papa Francisco).

Les presento el saludo y la cordial bienvenida en nombre de la Conferencia Episcopal Argentina y su Comisión Episcopal respectiva junto con el reconocimiento por realizar esta Conferencia en nuestra Patria donde el diálogo judeo-cristiano tiene una larga y fresca tradición que se renueva constantemente y que más allá de los documentos, el diálogo llevó al encuentro en la vida cotidiana que en su momento el cardenal Bergoglio, hoy el Papa Francisco, con su palabra y sobre todo con sus gestos siempre estimuló.

Leemos en el libro del Génesis que Dios le dice a Abram: “Camina en mi presencia y sé irreprochable” y “Abram cayó con el rostro en tierra”, el pueblo de Dios hizo suyo ese caminar y adorar, Jesús cuando enseña a orar a sus discípules les hace pedir: “que se haga tu voluntad”, caminar y adorar hacia la voluntad de Dios que es el encuentro fraterno de toda la familia humana.

Particularmente les transmito el saludo y la adhesión del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) que hoy represento ante ustedes. El Celam ve en esta Conferencia nuevos horizontes de esperanza y desea afianzar los lazos permanentes y especiales que nos vinculan fiel al espíritu y la letra del Documento de Aparecida.

El Papa emérito Benedicto XVI recordaba la bella imagen usada por San Pablo para describir las relaciones entre judíos y cristianos.”La Iglesia de los gentiles es como un brote de olivo silvestre injertado en el olivo bueno que es el pueblo de la Alianza” (cfr.Rom 11,17-24) y afirmaba la necesidad de la colaboración en el estudio de las Sagradas Escrituras invitando a construir puentes de amistad verdaderas.

Concluyo este saludo del Celam con las palabras de San Juan Pablo II: “es mucho lo que tenemos en común. Y es mucho lo que podemos hacer juntos por la paz, por la justicia y por un mundo más fraterno y humano” (a los rabinos jefes de Israel, 23 de marzo del 2000). Que esta sea la siembra y fruto de este Congreso y nuestro compromiso. Todá rabbá! Muchas gracias.

Mons. Carlos H. Malfa, obispo de Chascomús

domingo, 31 de agosto de 2014

Apertura del Congreso Internacional 2014 del ICCJ En el Palacio San Martín de la Cancillería Argentina






 En el Salón Libertador de  la Cancillería Argentina, en el Palacio San Martín,  se llevó a cabo la apertura del Congreso Internacional 2014 del ICCJ, nuestra Institución “Paraguas”,  el pasado Martes 19 de agosto a las 10,30. En el magnífico marco del Palacio San Martín, ante ese grito que clama cada ser desde su propia identidad como persona, hicieron uso de la palabra los líderes religiosos, elevando sus  deseos de Paz en el mundo, desde la diversidad de cada uno, pidiendo por ese objetivo común que significa relacionarnos unos con otros con un fin único y no negociable LA PAZ.
Agradecemos  a todos y cada uno de  los presentes el habernos acompañado en el momento de la apertura, poniendo de manifiesto el carisma que el ICCJ y nuestra institución hacen suyos, la relación profunda y sincera entre judíos y cristianos, hoy abierto al Foro Abrahámico. El ICCJ y la CAJC, como así también el Comité Organizador, representado por las siguientes instituciones: Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Mayer; Universidad Católica Argentina, -UCA-, Congreso Judío Latinoamericano; Instituto Universitario ISEDET y Fundación Konrad Adenauer agradecen  al Señor Secretario de Culto de la Nación, Embajador Guillermo Oliveri, representado en la  oportunidad por el Sr. Subsecretario de Culto de la Nación, Embajador Juan Laureano Landabubu, quien abrió con sus palabras el Congreso 2014. Asimismo se expresaron en el Acto de Apertura,  la Presidente del ICCJ, Dra. Debbie Weismann - presidente de la International Council of Christians and Jews-,  Monseñor Carlos H. Malfa, en representación del CELAM y de la Conferencia Episcopal Argentina,  el rabino Abraham Skorka, - Presidente de la Comisión Organizadora, el Obispo Metodista Frank de Nully Brown y la Sra Martha de Antueno, presidente de la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana.
Nuestro agradecimiento al Dr. Alfredo Abriani, Director de Culto del Gobierno de la Ciudad y  a todos quienes con su presencia dieron jerarquía a esta Conferencia Internacional. Gracias también por habernos acompañado, al Rev. P. Norbert Hofmann, Secretario de la Comisión para las Relaciones Religiosas con el Hebraísmo de la Santa Sede ,  llegado especialmente  a nuestra  ciudad de Buenos Aires, para  la ocasión.
El desarrollo del acto estuvo a cargo de la Profesora, Sra. Graciela Nabel de Jinich.

El ex secretario ejecutivo del board del ICCJ, Rev. Dick Pruiksma, en la Pre-conferencia del día lunes 18 de Agosto, expresó: “debo decir ante todo,  que mi mayor esperanza es que este encuentro internacional contribuya a una mejor cooperación no solo entre  los países y el ICCJ, sino también entre  sus organizaciones miembros,  con una presencia más fuerte de Latinoamérica   en los foros del Diálogo Internacional Judeo Cristiano en particular y en el Diálogo Interreligioso en general. Que este congreso fortalezca  los vínculos latinoamericanos para mejorar sus esfuerzos en pos de ayudar al ICCJ a abrir su horizonte más que nunca a esta parte del mundo”.  

viernes, 29 de agosto de 2014

CONGRESO ICCJ-CAJC 2014


Queridísimos amigos:

Luego de unos días volvemos a comunicarnos con ustedes. El congreso 2014 del ICCJ y de nuestra institución –CAJC-, ha terminado y al mismo tiempo ha dejado en nuestras manos y en la de todos los que tuvieron la suerte y alegría de poder participar, una enorme cantidad de frutos. Ha llegado el tiempo de la cosecha y del trabajo serio y profundo que debemos comenzar comprometiéndonos en un desafío que seguirá su intenso camino.

Iremos subiendo a nuestro blog, la inmensa cantidad de noticias que poco a poco se irán sumando a nuevos proyectos como también subiremos todas las ponencias de un altísimo nivel académico.

Estamos convencidos que cada vez somos más quienes trabajamos en pos de la paz, del entendimiento entre los hombres y del encuentro fraterno entre unos y otros, dejando de lado las diferencias filosóficas o políticas que nos separan. Seguir el camino de las utopías pero hacer todo el esfuerzo posible para transformarlas en realidades concretas. Solo así, algún día, los hombres entenderemos que debemos respetarnos, amarnos y vivir armónicamente.

Comisión Directiva

jueves, 14 de agosto de 2014


La libertad religiosa es un derecho humano

Ustedes son los que han permanecido siempre conmigo en medio de mis pruebas”
Lc 22,28
Las imágenes que nos llegan desde Irak por los medios de comunicación, nos hacen testigos de un drama humano al que no podemos ser indiferentes. La violenta persecución a las comunidades cristianas que se desencadenó en estas últimas semanas en el norte de ese país, presentan el doloroso rostro de un pueblo que padece a raíz de la intolerancia de un grupo con sus semejantes. Ancianos, niños y mujeres embarazadas son tratados con un rigor inhumano y ya son numerosos los muertos en ese destierro forzado.
El Papa Francisco oró por ellos diciendo: “Nuestros hermanos son perseguidos, son expulsados, deben dejar sus casas sin tener la posibilidad de llevarse nada consigo. A estas familias y a estas personas quiero expresarles mi cercanía y mi constante oración. Queridos hermanos y hermanas perseguidos, yo sé cuánto sufren, yo sé que han sido despojados de todo. ¡Estoy con ustedes en la fe en Aquel que venció el mal!” (20 de julio)
La historia nos enseña que la intolerancia viene de la mano con la más cruel de las violencias, y lo primero que se pierde es la paz, tan necesaria para la convivencia humana. Las naciones que no aceptan ni valoran la pluralidad religiosa se aíslan de la comunidad internacional y se cierran a la cultura del encuentro. Lo que es más grave, para llevar a cabo su crueldad, invocan el nombre de Dios, que es Padre de todos los hombres.
Por el contrario, cuando se respira la libertad religiosa y la tolerancia virtuosa ordena la convivencia humana entre distintas confesiones, nos permiten aspirar a un mundo más humano, bello y posible, para que todos podamos profesar libremente nuestros ideales trascendentes y vivir la dimensión espiritual del amor a Dios y al prójimo. Nunca la fe en Dios puede justificar la violencia, la discriminación y la muerte.
Los obispos argentinos nos sumamos a la oración del Papa Francisco e invitamos a todos los hombres de buena voluntad a sumarse a esta plegaria. Así elevamos las manos al Dios de la paz y el bien, al Dios clemente y misericordioso: para que cese la persecución a los cristianos y demás creyentes, reine la paz, vuelva la concordia y la razonable convivencia entre los iraquíes; que superando la intolerancia se privilegie el respeto por el derecho de toda persona a profesar libremente sus creencias.
Por este motivo solicitamos que el próximo fin de semana en todas las celebraciones eucarísticas se incluya de manera particular esta intención, y ponemos bajo el manto de Nuestra Señora de la Paz a nuestros hermanos que sufren violencia y persecución.
168º Reunión de la Comisión Permanente Conferencia Episcopal Argentina Buenos Aires, 13 de agosto de 2014

jueves, 31 de julio de 2014

Vaticano: Intensas acciones diplomáticas a fin de lograr la paz en Medio Oriente y Gaza




Aica.org , 30 de Julio 2014 |  Nacional  |  Santa Sede


La Secretaría de Estado sigue la situación de las comunidades cristianas en Medio Oriente con grandísima preocupación. Las comunidades cristianas están sufriendo injustamente, tienen miedo, y muchos cristianos se ven obligados a emigrar. Sólo en Mosul casi treinta iglesias y monasterios fueron ocupados y dañados por los extremistas que han quitado las cruces. Por primera vez en tantos años no se pudo celebrar misa el domingo”, declaró a Radio Vaticana monseñor Dominique Mamberti, secretario para las Relaciones con los Estados.

Entrevistado por la emisora vaticana, monseñor Mamberti expresó que es necesario recordar que en Irak, como en los demás países de Medio Oriente, los cristianos están presentes desde el inicio de la historia de la Iglesia y tuvieron un papel significativo en el desarrollo de la sociedad y quieren sencillamente seguir estando presentes como artífices de paz y de reconciliación.

Ante la pregunta de qué está haciendo la Santa Sede para tratar de aliviar la situación, Monseñor Mamberti respondió:

La Santa Sede actúa en diversos niveles. Ante todo el mismo Santo Padre manifestó en varias ocasiones, y de modo conmovido, la cercanía a las comunidades cristianas, en particular a las familias de Mosul, invitando a todos a rezar por ellos. También expresó personalmente su cercanía a través de algunos de los responsables religiosos, entre los cuales el Patriarca caldeo de Babilonia y del Patriarca sirio de Antioquía, animando a los pastores y a los fieles a ser fuertes en la esperanza. Asimismo envió una ayuda económica a las familias, a través del Consejo Pontificio Cor Unum, para salir al encuentro de las necesidades humanitarias.

Por nuestra parte, la Secretaría de Estado, a través de sus propios canales diplomáticos, sigue impulsando la atención de las autoridades internacionales y de los gobiernos ante la suerte de estos hermanos nuestros, y se envió una “Nota verbal” a todas las embajadas acreditadas ante la Santa Sede con el texto de los últimos llamamientos del Santo Padre concernientes también, más en general, a la situación en Medio Oriente, con la petición de hacer presente el mensaje a sus respectivos gobiernos.


La situación en Franja de Gaza

Sobre la intensificación de la violencia en la Franja de Gaza, el secretario para las Relaciones con los Estados señaló que “se trata de una situación trágica y muy triste a la que, lamentablemente, se corre el riesgo de habituarse y de considerarla casi como inevitable, lo que no sería justo. El Santo Padre dirigió numerosos llamamientos para seguir rezando, invocando el don de la paz y acogiendo la llamada que viene de Dios de romper la espiral del odio y de la violencia que aleja de la paz”.

“Aquí quisiera, concluyó el prelado vaticano, corroborar la invitación del Papa a cuantos tienen responsabilidades políticas, a nivel local e internacional, a no ahorrar ningún esfuerzo para que cesen todas las hostilidades y se logre la paz deseada para el bien de todos”.+