jueves, 21 de marzo de 2019

A 27 AÑOS DEL ATENTADO A LA EMBAJADA DE ISRAEL Y LE CONTARÁS A TU HIJO……..




A 27 años del atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires, el pasado lunes 18 de Marzo, se realizó el acto oficial de la Embajada, recordando ese terrible acontecimiento….
Con el sonido de la sirena a las 14.45 , el silencio acompañó a los presentes en la intersección de las calles Arroyo y Suipacha, lugar donde se encontraba la sede diplomática de Israel en nuestro País. 
Junto al señor Embajador en Argentina, Ilan Sztulman, autoridades y un público que no olvida, se rezó por todas las víctimas. Así lo hicieron en sus oraciones, la rabina Sarina Vitas, el Pbro. Carlos White y el Imán Marwan Gill.
En nombre de los sobrevivientes, el señor Alberto Romano expresó: “Y le contarás a tu hijo…”, para que la justicia llegue, para que los muertos puedan descansar en paz y para que nosotros vivamos sabiendo que hicimos lo que teníamos que hacer”.
Hacer memoria y reclamar justicia, un desafío que sigue y seguirá vigente por siempre…….
La impunidad es una herida que duele profundamente a todos los habitantes de este País bendecido.

Asimismo, el pasado viernes 15 de abril a las 11,30 en la Catedral Metropolitana, Capilla de la Virgen de Luján, donde se  encuentra el Mural Conmemorativo de  las Víctimas del Holocausto , se llevó a cabo una pequeña ceremonia con igual motivo.
De dicho encuentro participaron el Sr.Embajador del Estado de Israel, Ilan Sztulman,  el Sr. Arzobispo de la Ciudad de Buenos Aires,  Cardenal Mario A. Poli y el Pbro. Carlos White responsable de la Comisión de Ecumenismo y Dialogo Intereligioso de la Arquidiócesis de Buenos Aires. También lo hizo la Sra Gladys Silva, sobreviviente del atentado.
Se rezó un Salmo, oración común entre Judíos y Cristianos y posteriormente se encendió una vela como signo de luz para mantener viva la memoria.
Nuestra institución, -CAJC-,  estuvo presente en ambos encuentros, dando testimonio del compromiso que hemos asumido al iniciar hace casi cincuenta años el largo,  venturoso y maravilloso camino del Diálogo entre Judíos y Cristianos, abierto hoy a todas las religiones,  que trabajan denodadamente para erradicar la violencia y  vivir en un mundo más fraterno, justo y solidario.  


sábado, 16 de marzo de 2019

NUESTRO REPUDIO



Desde nuestra institución, deseamos expresar nuestro más enérgico repudio
contra el atentado terrorista perpetrado contra las dos Mezquitas de la Ciudad de Christchurch, Nueva Zelanda.
Como institución abierta permanentemente al Diálogo no podemos sino levantar nuestra voz,  a fin  de que tomemos conciencia que hay que seguir trabajando para eliminar definitivamente cualquier tipo de agresión presente en el mundo entero.
Debemos ser capaces de reaccionar contra estos hechos salvajes , contra todo tipo de prejuicio y contra todo acto que perjudique a las personas como seres únicos e irremplazables.  
Estará en cada uno de nosotros continuar en el camino correcto, el hacer de la mesura, del equilibrio, de la no violencia, del diálogo sincero y profundo esa realidad que es imperiosa para crecer y vivir en un mundo más fraterno y más humano. De nosotros dependerá hacer realidad y fomentar el diálogo interreligioso que es nuestro objetivo, porque desde el mismo, siendo éste un precioso instrumento,  podremos ayudar a construir la tan ansiada Paz que el mundo entero nos está reclamando.

miércoles, 13 de marzo de 2019

SEGUIMOS CLAMANDO POR LA PAZ Y LA ALTERIDAD DE CADA SER HUMANO




Nuestra  Institución -Confraternidad Argentina Judeo Cristiana-, CAJC, repudia enérgicamente el acto de vandalismo, llevado a cabo el pasado 08 de marzo, DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER-,  sobre una imagen de la Virgen María,  de hondo significado para el catolicismo, que  fue depositada en dependencias de la ESMA , quedando en exhibición en el salón Haroldo Conti , en esta Ciudad de Buenos Aires.

Dicho acto es similar a otro,  ocurrido en Río Cuarto de la Provincia de Córdoba, en la misma fecha, cuando la imagen de  María fue profanada , pintada con leyendas que agravian a quienes profesan libremente su fe  católica, en un acto de total irracionalidad que se apodera del corazón del hombre.

Debemos redoblar los esfuerzos para que todos, mujeres y hombres de buena voluntad trabajemos juntos por un mundo de auténtico respeto por la vida y la dignidad de todo ser humano y dejar de lado para siempre estos actos perversos que siguen incitando al desencuentro entre personas de distintos credos.  Necesitamos volver a creer en los valores que nos fueron legados y reconstruirlos en camino hacia un mundo mejor en el que todos podamos vivir dignamente.

Una sociedad que no respeta a sus integrantes, en su totalidad,  no puede pertenecer al grupo de las Naciones serias del mundo, si realmente deseamos formar parte de ellas.

El ser humano recibió de su Creador la independencia y la libertad personal y  tiene derecho a ser respetado en ella.

Como expresara Juan XXIII en su Encíclica Pacem in Terris"......... la convivencia humana es  y tiene que ser considerada, sobre todo, como una realidad espiritual, como comunicación de conocimiento a la luz de la verdad, como ejercicio de derechos y cumplimiento de obligaciones, como impulso y reclamo hacia el bien moral, como noble disfrute en común de la belleza en sus legítimas expresiones....".

Pareciera ser que,  aún,  no  hemos aprendido a vivir,  privilegiando el mutuo respeto entre todos quienes formamos parte de esta sociedad y no seguimos eligiendo el verdadero sendero hacia una convivencia pacífica, con un fuerte compromiso por la Justicia para que el mal no prevalezca sobre el bien.

El Señor de todos, nos entregó el Paraíso, pero nos dio la libertad y la inteligencia para pensar y razonar. No somos robots, sino personas libres que decidimos nuestro destino.
A la ya famosa pregunta ¿Dónde estaba Dios durante las  guerras  que  desolaron al mundo? , cabría preguntarnos ¿dónde estábamos los hombres en esas circunstancias? Y de allí nos preguntamos: 
¿Deseamos verdaderamente la Paz? Y de ser así…¿Qué hacemos para contribuir con ella? .

El desencuentro, las confrontaciones armadas, solo nos conducirán  a la desintegración de la humanidad toda, el diálogo sincero y profundo, el amar verdaderamente al otro distinto y diferente, el respetar la alteridad de cada uno, el aprender a convivir fraternalmente, son los únicos caminos que  tenemos que recorrer para concretar esa Paz por la que siempre trabajamos.
Otro momento en la historia, en que no debemos dejar pasar por alto estos hechos que a veces se tratan de ignorar y es cuando cobran más que nunca vida, las palabras del Pastor Luterano Alemán, Martin Niemöller (1892- 1984) en el poema que oportunamente escribiera “Primero vinieron….”. Trata sobre la cobardía de  los intelectuales alemanes tras el ascenso de los nazis al poder y fue hecho conocer al mundo por el genial dramaturgo alemán,  Bertolt Brecht(1898-1956) . Sigamos reclamando cordura, sensatez, equilibrio y Paz. Hacemos para ello un llamado a todas las comunidades religiosas o no de nuestro País Bendecido!

Martha de Antueno
Presidente

Daniel Levín
Vicepresidente

María Grandoli
Secretaria Ejecutiva  y Comisión Directiva

miércoles, 6 de marzo de 2019

Riccardi: no hay nada que temer con la apertura de los archivos de Pío XII- Yad Vashem y el Congreso Judío Mundial expresan su satisfacción por la decisión papal de abrir los archivos secretos del pontificado de Pío XII


Redacción y Publicación;  CaminosReligiosos.com 

06 de marzo de 2019

El historiador del cristianismo y fundador de la Comunidad de Sant’Egidio: «Finalmente quedarán claros los motivos de sus decisiones. Ahora hablará la historia»  hay demasiados temores por lo que podrían revelar los documentos de Pío XII. Con la apertura del archivo sobre el Pontificado se podrán comprender mejor sus decisiones, incluidas las más discutidas. No tiene dudas de ello Andrea Riccardi, historiador del Cristianismo y fundador de la Comunità di Sant’Egidio, uno de los mayores expertos sobre la vida del Papa Pacelli. ¿Qué tan importante es hacer públicos estos documentos? «La decisión del Papa es muy positiva. Existía la hipótesis de abrir el archivo hasta 1945, pero yo estaba completamente en contra, porque se necesita todo el Pontificado, tal y como ha establecido Francisco». ¿Qué le parece la expectativa de la apertura del archivo? «Hay demasiado temor por lo que contienen los documentos. Es más, la discronía entre el trabajo de los historiadores contemporáneos y la apertura de los archivos no ha ayudado a la Santa Sede, porque se ha trabajado con documentos secundarios». ¿Qué debe temer la Iglesia? «Nada, claro. Con Pío XII nos encontramos ante un problema muy particular: la cuestión de la guerra y de los silencios frente a las atrocidades nazis, a la Shoah. Pero estoy convencido de que la imagen que surgirá dará la historia concreta, la percepción de los protagonistas de estos eventos y explicará los motivos de las decisiones. Por lo demás Pablo VI desde 1965 comenzó con la publicación de las “Actas y documentos de la Santa Sede sobre el periodo de la II Guerra Mundial”, por lo que ya hemos tenido una probadita de lo que podrán contener los documentos». El Papa, en el anuncio, dijo que «La Iglesia ama la historia»: ¿qué le parece?«El discurso del Pontífice hace concreta la relación entre la Iglesia y la historia, porque la Iglesia es historia y el cristianismo es una religión histórica. La Iglesia es historia del pueblo de Dios y, por ello, sus documentos son importantes. Pero esto no quiere decir que debamos afrontarla teológicamente, porque esta historia en sí misma es preciosa para la Iglesia misma».¿Cómo interpreta la reacción del mundo hebraico, que ha expresado, con excepciones, satisfacción y un cauto optimismo?«Antes que nada, una premisa: la idea de negar el acceso a un archivo no provoca una buena impresión entre quienes tienen preguntas que hacer a la historia. Es por ello que la decisión del Vaticano de negar el acceso a los archivos, explicada con el problema de la catalogación, nunca me ha parecido correcta, porque no está ni en el interés de la historia ni en el de la Iglesia. Algunos de mis interlocutores me han dicho: “Pero así saldrán a la luz las recomendaciones”; pero las recomendaciones ya han salido a la luz, están en los archivos diocesanos. Me sorprende el favor del mundo hebraico, porque en el fondo tiene problemas bien conocidos con respecto a Pío XII. Pero al mismo tiempo sé que el mundo hebraico está interesado en “hacer historia” concretamente y de manera documentada».¿Qué podrá surgir con ellos?«Un patrimonio histórico de inestimable valor. El nacimiento de la Democracia cristiana, el gran papel de Giovanni Battista Montini, futuro Pablo VI, y su traslado a Milán, que fue considerado como un alejamiento, pero que se habría revelado una preparación al papado. Saldrá también el papel de Roncalli, futuro Juan XXIII, nuncio durante la guerra y en Francia».¿Cuáles son los textos que está usted esperando?«Los documentos sobre los nueve meses de ocupación alemana en Roma. Porque en esa época el Vaticano y Pío XII tuvieron un gran papel, en el sentido de que ayudaron a miles de personas, hebreas y no, a ocultarse, y este hecho fue decisivo en la historia de Roma. En cierto sentido, hicieron un “juego” con el comando alemán, tranquilizándolo y, por otra parte, transformaron todos los espacios religiosos en un lugar de asilo. Y fue un juego no solo generoso, sino también inteligente».
El Congreso Mundial Judío, Yad Vashem y el presidente de Israel Reuven Rivlin, expresaron su agradecimiento al papa Francisco y celebraron la “decisión ejemplar” de abrir los archivos relativos al pontificado de Pío XII (1939-1958), con el objetivo de aclarar las acusaciones de que el Vaticano no levantó la voz contra el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.
El Congreso Mundial Judío ha urgido al Vaticano durante mucho tiempo para que haga un movimiento de vital importancia, para clarificar las muchas preguntas y preocupaciones que han prevalecido durante décadas en relación a lo que la Santa Sede hizo o no durante la Segunda Guerra Mundial. Es crítico, por el bien de la historia, que los historiadores tengan acceso completo a estos documentos esenciales”, apuntó en una carta al papa Francisco el líder del Congreso Judío, Ronald Lauder, citado en un comunicado.
“Su aceptación a hacer pública una información potencialmente sensible en relación al legado del papa Pío XII es una demostración verdadera de su dedicación al recuerdo de la Shoah, y un testamento a su compromiso a unas relaciones fuertes y abiertas entre católicos y judíos”, afirmó en la misiva.
“Estoy verdaderamente agradecido de que bajo su papado los vínculos promovidos entre la Iglesia católica y los judíos en las pasadas décadas hayan continuado floreciendo y prosperando y aprecio que usted sea siempre un aliado dispuesto a dialogar con la comunidad judía”, subrayó Lauder.
Yad Vashem (El Museo del Holocausto) celebró la decisión anunciada por el papa Francisco de abrir los archivos secretos relativos al pontificado de Pío XII (1939-1958), a quien se ha acusado de acallar los crímenes del nazismo.“Durante años, Yad Vashem ha pedido la apertura de estos archivos, que permitirán una investigación objetiva y abierta, así como un discurso amplio sobre temas relacionados con la conducta del Vaticano, en particular, y de la Iglesia Católica en general, durante el Holocausto”, declaró en Jerusalén la institución que preserva la memoria de los más de seis millones de judíos asesinados por el régimen nazi.Y añadió que espera que los investigadores “tengan garantizado pleno acceso a todos los documentos almacenados en los archivos”. Por su parte el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, también se pronunció sobre la concesión de acceso por parte del que calificó como su “amigo, el papa Francisco”, “lo que permitirá acceso libre e inmediato a los archivos del período más oscuro de la historia humana”, declaró en un comunicado.“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo. Este paso es particularmente importante en estos días en los que hay ataques antisemitas, reescrituras de la historia e intentos de negar el Holocausto”, remarcó Rivlin.


viernes, 1 de marzo de 2019

Comunicado del ICCJ, nuestra Institución “Paraguas”


Habida cuenta la ola de antisemitismo que ha invadido el mundo,  el ICCJ exhorta a sus 40 instituciones miembros,  que hagan conocer el comunicado que nos ha sido enviado con la esperanza de  no bajar los brazos y  seguir el camino de la Paz y la Concordia  Nuestra Institución ha cumplido con lo solicitado por su secretaria  ejecutiva,  Anette Adelman, porque adherimos en todos sus términos a lo expresado por nuestro “ board”  internacional.
Publicamos el mensaje en idioma ingles, pero  podrá ser traducido al español al abrir nuestro blog, colocando el idioma que prefieran utilizar

COMUNICADO DEL ICCJ  


THE DEMANDS OF OUR TIME: A STATEMENT ON ANTISEMITISM

Blatant  and shameless  displays  of  antisemitism are  on the  rise in Europe, the  Americas, and elsewhere, becoming more and more frequent in public life. Attacks or vandalism against property, buildings, or people and even murder have occurred in several countries. Jews in many places testify to a growing sense of fear and insecurity.

History shows that the scourge of antisemitism has the pernicious ability to transform itself into a seemingly   endless   variety   of   manifestations   according   to   context.   In   the   pre-Christian Mediterranean world, Jews were sometimes assaulted for rejecting pagan social and religious norms. Jews were marginalized in European Christendom because they did not accept the Christian Gospel,  thus  becoming  easy  scapegoats  in  times  of  crisis.  In  the  Enlightenment,  supposedly secularized society was offended by Jewish religious and cultural resistance to assimilation, but later suspected Jews who did assimilate of plotting various schemes. These conspiracy theories were sometimes contradictory, such as when Jews were accused of masterminding capitalism while simultaneously championing communism.   Pseudo-science branded Jews as genetic menaces to allegedly  superior  races.  More  recently,  Jewish  longing  for  the  security  of  political  self- determination, something seen as a human right of other peoples, has been tarred as racist.

The  International  Council  of  Christians  and  Jews  (ICCJ)  looks  upon  the  current  resurgence  of antisemitism  with  alarm  and  revulsion.  The  ICCJ  was  founded  in  1947,  following  a  pivotal “Emergency  Conference  on  Antisemitism  at  Seelisberg,  Switzerland.  That  conference  was  a Christian and Jewish response to the antisemitism that led to and still persisted after the Shoah (Holocaust). In the wake of Seelisberg, numerous Christian churches repudiated past teachings of contempt and labelled antisemitism as a sin against God and humanity. They embarked on an unprecedented effort to dismantle the religious antagonism that had fuelled hostility to Jews for so long  and  to  replace  it  with  theologies  promoting  interreligious  friendship  and  collaboration. Frustratingly, this revolutionary reform occurs at a time when religious communities have limited power to reverse the antipathy they helped embed in Western culture.

It has been said that renewed antisemitism is a warning sign of societal breakdown. Indeed, we see today in many places the widespread growth of racism, xenophobia, Islamophobia, intolerance, and an absence of basic human respect for people who are in some way different. Humanity can and must be better than this. Although our voices can sometimes seem feeble and ineffectual, the times call upon us all as individuals, organizations, and societies to redouble our opposition to all forms of bigotry and prejudice, to insist that leaders promote the common good of everyone, and to recommit ourselves to be practitioners of dialogue on all levels.

SIDNED BY
THE EXECUTIVE BOARD OF THE INTERNATIONAL COUNCIL OF CHRISTIANS AND JEWS (ICCJ)

MARTIN-BUBER-HOUSE HEPPENHEIM, 
FEBRUARY 28,  019